Además del intenso operativo de seguridad en tierra y de las disposiciones para el control del espacio aéreo, también en el Río de la Plata habrá un despliegue de fuerzas de seguridad y militares para brindar protección durante la cumbre del G20 en Buenos Aires, que reunirá a los líderes de las principales 19 economías del mundo y del bloque de la Unión Europea a partir del viernes.

Hasta el momento se han detectado al menos dos buques de guerra operando en la región, principalmente en el monitoreo aéreo y apoyo del operativo en tierra y aire. Se trata de los destructores ARA La Argentina, de la marina de la República Argentina, y el USS Ramage, de la armada de Estados Unidos.

Como ya había adelantado Infobae, a pesar de las especulaciones con la posible llegada de un portaaviones estadounidense, Washington envió finalmente un destructor misilístico de la clase Arleigh Burke para “asistir en el monitoreo aéreo y marítimo” a pedido del gobierno argentino y que trabajará coordinado con el centro de vigilancia aérea montado por Argentina en la ciudad de Merlo.

El ARA La Argentina, destructor argentino construido en Alemania y de la clase Almirante Brown (Ignacio Amendolara Bourdette/Histamar)

El ARA La Argentina, destructor argentino construido en Alemania y de la clase Almirante Brown (Ignacio Amendolara Bourdette/Histamar)

El USS Ramage fue avistado el martes en la boca del Río de la Plata, aproximadamente a 100 kilómetros de San Clemente del Tuyú, en Argentina, y a 100 kilómetros de Punta del Este, en Uruguay, por el servicio de monitoreo marítimo Marine Traffic. Estaba acompañado de una pequeña embarcación de la marina uruguaya y de un buque de transporte de combustible de bandera panameña, y su última ubicación reportada a mediados de noviembre había sido en la ciudad de Recife, en Brasil.

En cambio el ARA La Argentina fue detectado ese mismo día por Marine Traffic, y también por Marine Vessel Traffic y Vessel Finder, a unos 15 kilómetros frente a la ciudad de La Plata. El buque estará asistido también por el auxiliar ARA Ciudad de Rosario.

Tanto el USS Ramage como el ARA La Argentina son destructores multipropósito con capacidad de monitoreo aéreo y sistemas de misiles superficie-aire.

La última posición reportada del USS Ramage en la boca del Río de la Plata (Marine Traffic)

La última posición reportada del USS Ramage en la boca del Río de la Plata (Marine Traffic)

El USS Ramage (código DDG-61), de la clase Arleigh Burke, fue construido en los astilleros Ingalls, en Mississippi, y entró en servicio en 1995. Desplaza unas 9.000 toneladas a plena carga y tiene una tripulación de casi 300 marineros y oficiales, además de la capacidad de llevar dos helicópteros MH-60 Black Hawk.

Como otros de su tipo, cuenta con sistemas de radar, sensores y equipos para guerra electrónica de última generación. Además, está armado con misiles antiaéreos RIM-67, antibuque Harpoon y de crucero Tomahawk, además de un cañón convencional de 127 mm y numerosas armas antiaéreas.

El USS Ramage ha provisto escolta para el portaaviones USS George Washington durante la operación “Libertad Duradera”, dentro de la llamada “Guerra contra el terrorismo”, y ha sido desplegado también en el Mediterráneo y frente a las costas de Siria.

El ARA La Argentina frente a La Plata (Marine Traffic)

El ARA La Argentina frente a La Plata (Marine Traffic)

Mientras que el ARA La Argentina (código D-11), construido en los astilleros Blohm & Voss en Hamburgo, Alemania, entró en servicio en 1983 y es parte de la división de destructores de la armada argentina. Este buque MEKO-360H2, clase Almirante Brown, tiene un desplazamiento de 3.600 toneladas, con una tripulación de unos 200 marineros y oficiales y capacidad para dos helicópteros Airbus Fennec o Aérospatiale Alouette III.

Está armado con misiles Selenia Aspide para el fuego antiaéreo y con Exocet MM-40 para el combate contra otras embarcaciones, dirigidos por una batería de sensores y radares. Cuenta demás con cañones antiaéreos Bofors de 40mm y un cañón multipropósito de 127mm en proa.

Recientemente el ARA La Argentina proveyó apoyo y transportó materiales al buque “Seabed Constructor”, el cual a mediados de noviembre halló luego de un año de búsqueda al submarino desaparecido ARA San Juan.

/gap