A pesar de contar con una carrera de casi 60 años, y de visitar Chile con regularidad, Raphael nunca había participado en la Teletón. Eso, hasta anoche, cuando por primera vez se subió al escenario del Teatro Teletón para participar en la noche inicial. Y por ser el artista de talla internacional que es, también estará en el cierre del Estadio Nacional. De hecho, hoy será el primer número que cantará en la jornada de obertura. A pocas horas de aterrizar en Santiago, el español conversó con La Tercera sobre su actual momento y su inminente regreso al Festival de Viña. De hecho, ya es una carta casi cerrada para 2019 con su reciente espectáculo sinfónico.

Pero antes, la Teletón. ¿Qué lo motiva a venir? “Siempre que se trata de niños, estoy apuntado. Lo que pasa es que antes no había podido, porque mis fechas siempre están muy llenas. Y esta vez acabo de terminar una gira, y el 17 comienzo otra, y he podido hacerlo porque está en ese hueco. Por fin he podido hacer”.

La mayoría del público que va al cierre del Nacional va por los cantantes de música urbana. ¿Qué le parece?

A ese público que le gusta la música urbana, le gusta la otra música también. Yo creo que más le gusta la otra música.

¿Cuál otra música?

No quiero decir la buena, pero si la otra clase de música. Música que yo y muchos y muchas cantamos. Lo urbano es de ahora, pero la otra es de toda la vida, y gusta mucho. En esa clase de música, como en toda clase de música, hay cosas buenas, cosas malas, cosas muy buenas y rematadamente malas. Hay de todo, porque hasta esta clase de música se puede hacer muy bien. Todo se puede hacer bien, mal, y regular.

El cantante habla sin problemas de los sonidos urbanos que hoy dominan el planeta, aunque advierte: “No. No va conmigo. De pronto, a lo mejor un día, me da por hacer alguna cosa, y la hago. Porque de poder hacerla, la puedo hacer. Pero prefiero cantar otra clase de cosas. Yo escucho toda clase de música, pero tiene que ser buena”.También habla de las últimas revelaciones de la música de su país, como Rosalía, la figura del momento. “Ella es una niña muy moderna, pero que canta como se cantaba antes”.

¿Y cómo se cantaba antes?

Muy bien. Lo difícil es cantar bien, y esta niña canta como si fuera una persona de antes, muy bien. Pero, aparte es moderna y actual.

Y aunque lo niega, su retorno a la Quinta Vergara es casi un hecho. “A mí no se me ha dicho nada todavía. Sé que es su aniversario, y les felicito. Si me invitan, vendré. Yo empiezo gira ahora, en Madrid, y Chile está considerado”.

¿Qué recuerdos tiene de Lucho Gatica?

Es un clásico fantástico. En España era muy querido. Nos llegó cuando yo era un crío, me acuerdo perfectamente, y la armó bien armada. La gente le había perdido la pista. Pero aún así nos acordábamos todos de él.

/Entrevista de Dusanka Obilinovic para La Tercera