El Juzgado de Letras del Trabajo de San Miguel resolvió acoger la demanda presentada por el delantero nacional Mauricio Pinilla en contra de Azul Azul,concesionaria que administra a Universidad de Chile.

Además, el jugador formado en Universidad de Chile recibirá otros 313.341.059 pesos por concepto de lucro cesante.

Al respecto la magistrada Alondra Castro Jiménez señaló que “se acoge la denuncia de tutela por vulneración de derechos fundamentales y se declara que Azul Azul S.A. ha vulnerado al actor las garantías fundamentales consagradas en el artículo 485 del Código del Trabajo, específicamente la del N°4 y N°16 del artículo 19 de la Constitución Política de la República, con ocasión del despido verbal producido con fecha 31 de julio de 2018″.

Esto considera, que el despido se produjo en el momento en que Carlos Heller a través de una conferencia de prensa, informó que el jugador no continuaba en el club y no el sábado 28 de julio cuando el delantero firmó la cesión de sus derechos federativos a Colón de Santa Fe.

Eso sí, el fallo es de Primera Instancia y el dinero no sería pagado aún porque lo más probable es que ambas partes apelen la decisión.

En Universidad de Chile, respondieron tras conocer la sentencia: “Vamos a estudiar el fallo en profundidad para ver por qué la magistrada llegó a las conclusiones que llegó. No compartimos y por eso prepararemos los recursos que otorga la ley para intentar revertir esta decisión en la Corte de Apelaciones”, expresó el abogado del cuadro azul, José Joaquín Laso.

Mientras, Pablo Silva, director ejecutivo de Azul Azul, afirmó que les “sorprende mucho” el fallo, “porque el club actuó como correspondía”. Y explicó: “Mauricio trajo una oferta de Colón, nos pidió que llegáramos a un acuerdo con el club, y él por su parte también negoció lo que le correspondía. Las tres partes firmamos el traspaso de los derechos federativos, pero sorpresivamente se arrepintió, dejándonos en una situación incómoda. Es lamentable porque nosotros confiamos en su palabra. Los pasos legales continuarán en mano de nuestros abogados”.