Mientras la gestión de TVN siga en manos de las mismas personas que la llevaron a su actual crisis, no será posible revertir la situación, señaló el ahora ex presidente del canal estatal, Francisco Orrego, al presentar su renuncia al cargo esta semana.

Las pérdidas de TVN al tercer trimestre ascienden a los $11.159 millones, más que duplicando los $5.400 millones registrados en igual período del año pasado.

Según informó la estación televisiva a la Comisión para el Mercado Financiero, las pérdidas responden principalmente a la caída de un 28,5% en sus ingresos por concepto de publicidad.

El presidente de la comisión investigadora de TVN, el diputado socialista Marcelo Díaz, advirtió que de no tomarse medidas en la estatal, las pérdidas se volverán crónicas y un problema sin solución.

“Si no tomamos decisiones de fondo, respecto del modelo de financiamiento de TVN, de su gobierno corporativo y del modelo de televisión pública (…) este escenario de pérdidas constantes de pérdida de dinero se mantenga”, aseguró Díaz a Radio Biobío.

A su vez, en el trimestre julio-septiembre, las pérdidas en TVN se elevaron a los $2.134 millones, también duplicando a lo registrado en el mismo lapso de 2017.

Se requieren cambios en quienes son los responsables del canal, dijo el diputado de Evopoli también miembro de la comisión investigadora, Luciano Cruz Coke.

“El canal público no puede seguir en las mismas manos de aquellas personas que son parcialmente responsables de su debacle financiera, le rogaría al directorio que se ponga de acuerdo en un nombre que sea capaz de gestionarlo, que sea capaz de entender la Tv como es hoy”, manifestó el también actor de profesión.

Las multimillonarias pérdidas han impactado en los trabajadores, varios de ellos que han sido despedidos del canal de televisión. De hecho, la vicepresidenta del directorio, la ex ministra Adriana Del Piano, aseguró que “hubo un primer ajuste que es en torno a 100 personas, creo que vendrá un segundo ajuste que es más o menos equivalente”.

/gap