“Soy hija de “paco” y saben qué? Mi papá lee de corrido y no es ni weón ni hijo de puta.
No soy millonaria, estoy endeudada hasta el 2024 con la universidad, porque no alcanzó para mi carrera, como todos ustedes.
Afortunadamente tengo buena salud, porque saben qué? Para pedir hora en el hospital de Carabineros te dan para 3 meses más y con suerte te explican lo que tienes, porque los doctores creen que te están haciendo un favor. Y de ahí te mandan a hacer exámenes, por lo tanto 3 meses más… O sea que por una gastritis, perfectamente podía estar 6 meses mal… dónde están lo beneficios? Ah! Se me olvidaba, no es gratis, se paga. Y estuve años sin cobertura médica, porque eres carga hasta los 23, estés estudiando aún o no.
Mi papá tiene Parkinson y no tiene ningún beneficio en salud. Lea bien, NINGUNO.
La jubilación se le va la mitad en remedios y exámenes, como a todos los de 3era edad.
Mi familia estuvo cada 4 años más o menos armando maletas, dejando amistades, cambiándose de casa, todo por los traslados de mi papá. Yo, por ser la menor, sólo me tocaron dos mudanzas cuando chica.
La casa de mis papás se pagó en 20 años, como todos, nadie nos la regaló ni la pagamos con los partes.
Nunca tuvimos auto 0 km, nunca salimos de vacaciones fuera de Chile. Mis vacaciones eran en Coquimbo, porque ahí vivía mi abuelita y después mi hermano me llevaba con él.
Tengo un primo marino… Que yo sepa, tampoco es millonario. Y trabaja todos los días, no “se las tira” como todos dicen.
Tengo amigos y conocidos militares… Tampoco son millonarios.
Así que cuando hablen de que los “pacos” o los “milicos” (que con eso meten a todos) están forrados en plata, por favor díganme dónde, porque claramente a mi familia se la cagaron.
Y con esto no digo que no haya malos elementos o sin criterio, porque como en todos lados hay de todo: Profesores pencas, abogados mafiosos, contadores sinvergüenzas, periodistas que no saben ni escribir, ingenieros que armaron mal un puente, etc… pero no por eso los echo todos al mismo saco.
Sí, me molesta y me da rabia igual que a ustedes las injusticias, la estafa de miles de millones de pesos, los que abusan del poder, porque enlodan a una institución que era una de las más creíbles. La mayoría sale a trabajar sin saber si va a volver a su casa sanos y salvos, más ahora que cada vez están más atados de manos, que la ley ampara a los delincuentes y que los DDHH para ellos no corren.
Y como esto es mi facebook y escribo lo que quiero, si va a comentar algo que sea “tiempos mejores” o “y en la dictadura bla bla…”, ahórreselo, no me interesa”.