Don Francisco hizo un balance sobre la campaña de la Teletón 2018, y se refirió a la comentada rutina del imitador Stefan Kramer, quien en la oportunidad imitó al Presidente Sebastián Piñera, al cantante Luis Miguel y al animador Julián Elfenbein.

En el espacio de Kramer, los personajes participaron del estelar Pasapalabra. Siendo participación de la imitación del Mandatario, quién no entendía las reglas del programa de concursos y parecía no saber ninguna respuesta, uno de los aspectos más polémicos y comentados en redes sociales.

Durante la rutina se hizo referencia a cómo ha manejado el Gobierno el conflicto en La Araucanía, específicamente a la muerte de Camilo Catrillanca durante un operativo del Gope.

En el espacio, el Mandatario – imitado por el humorista – comenta que si gana el concurso con el premio “compraría cámaras GoPro con tarjetas que no se puedan remover”, respuesta bullada por el público y que hace alusión a la investigación que lleva adelante el Ministerio Público contra cuatro ex miembros de Carabineros por el homicidio del comunero mapuche.

La polémica rutina, no habría sido bien recibida por Mario Kreutzberger, quien señaló que el contenido de éstas es responsabilidad de cada artista. “Acá cada uno se hace responsable. Sí puedo decir que éste es un programa de unidad. Eso es lo más importante. Si alguien hace algo que no corresponde a eso, está saltando nuestros deseos“, señaló.

El animador además añadió que de todas formas no existe censura para quienes suben al escenario, sino que cada artista “se tiene que censurar”.

Este año la campaña superó su meta de $32.522.911.111 hasta alcanzar $32.851.438.341 cerca de las dos de la mañana.

/gap