Una violenta jornada de protestas se registró este fin de semana en París, protagonizada por el movimiento de los “chalecos amarillos”, en contra de las alzas de precios de los combustibles.

Los disturbios urbanos más violentos ocurrieron en el centro de París donde los manifestantes incendiaron vehículos, rompieron ventanas, publicaron negocios y pintaron grafitis en el Arco del Triunfo.

Ese fue el lugar que más llamó la atención, porque entre los mensajes en francés había uno claramente en español contra el presidente Emmanuel Macron. Un mensaje que estaba escrito en claro “chileno”.

Las redes sociales no pararon de comentar el texto en el Arco de Triunfo donde se leía claramente “Pico pa Macron”.

“NADA JUSTIFICA” LA VIOLENCIA

Los manifiestos, furiosos por el alza de los impuestos y el costo de la vida, se enfrentaron con la policía antidisturbios francesa, se cerraron las zonas más populares de la ciudad, arrojaron gas lacrimógeno y usó cañones de agua en su intento por sofocar el tumulto en las calles. Al menos 110 personas resultaron heridas.

El presidente francés Emmanuel Macron denunció la violencia desde la cumbre del G20 en Argentina y aseveró quienes se agredieron a la policía y vandalizaron el Arco del Triunfo “serán responsables” por sus actos. Agregó que sostendré una reunión gubernamental de emergencia el domingo para discutir las protestas.

“(La violencia) nada tiene que ver con la expresión pacífica de un malestar legítimo”, declaró Macron desde Buenos Aires. Subrayó que “nada justifica” los ataques hacia las políticas, el saqueo de las tiendas y la cuestión de los edificios, y se negó a responder las preguntas de los periodistas sobre la situación en París.

París/gap