La única visita que ha recibido Rafael Garay en el anexo cárcel Capitán Yáber es la de su abogado Reynerio García de la Pastora, luego de que el ingeniero comercial quedara en prisión preventiva tras ser reformalizado por estafas reiteradas.

El jurista había anticipado que este viernes se dedicaría a conversar con su representado para saber las razones por las cuales le pidió no oponerse a la solicitud de medida cautelar realizada por el Ministerio Público.

García de la Pastora se retiró del recinto luego de dos horas y sin realizar declaraciones.

Luego de la audiencia de reformalización del jueves, el abogado de Garay aseguró que el ex panelista económico “nos ha sorprendido al pedir expresamente que no haya ningún tipo de alegación (…) No hubo argumentación, no sé cuál sea el motivo que ha gatillado esto, pero esto es absolutamente dispar al criterio que existía”.