El excoordinador para la Macrozona Sur, Cristián Barra, volverá a su labor en la Subsecretaría del Interior, donde se desempeñará nuevamente como jefe de la Unidad de Gestión, Riesgo y Emergencia. Barra es asesor a honorarios de dicha subsecretaría desde 2018. Su sueldo bruto es de $6,2 millones. Tiene licencia de Enseñanza Media, según su calificación en el portal de Gobierno Transparente. Barra estudió cuatro años de Ingeniería Comercial.

“Cristián tenía un cargo en la Subsecretaría del Interior, él vuelve a cumplir las funciones que estaba cumpliendo”, dijo esta mañana el subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli.

Vale recordar que Cristián Barra presentó su renuncia al cargo de coordinador de la Macrozona Sur luego de sus polémicas declaraciones en contra de las Fuerzas Armadas, en que señaló que existe “falta de voluntad” por parte de estas para combatir la violencia en La Araucanía.

“Siempre son reticentes. Me toca reunirme con ellos como jefes de la Defensa en las distintas regiones y particularmente encuentro insólito que lleguen a las reuniones con abogados, para poder decir por qué no pueden hacer las cosas que uno quisiera (…). No les pedimos que ellos hagan primera línea, eso lo hacen los Carabineros, pero ¡por Dios! que me gustaría que proporcionaran más capacitación a Carabineros”, dijo Barra en entrevista con El Mercurio.

El general Marcelo Núñez, jefe de la Defensa Nacional en La Araucanía, aseguró que es habitual concurrir a una reunión acompañado de un abogado. “A la mayoría de las reuniones a las que asisto, relativas a situaciones en las cuales se pueda presentar una situación nueva y de carácter legal, asisto con mi abogado, que es mi asesor jurídico”, dijo el oficial al Canal 24 Horas de TVN. El militar enfatizó que ninguna acción del Ejército se deja de ejecutar por “falta de voluntad”, como infirió Barra. “No corresponde a un tema de voluntad, sino a lo que nos faculta la ley”, aclaró el general Núñez.

Estas declaraciones obligaron  a Cristián Barra  a presentar su renuncia al cargo de delegado presidencial. Pero no su salida del Gobierno. De hecho, Piñera nombró a dos personas para enfrentar el conflicto en La Araucanía, que era la parte más importante de su función. Se trata de la exministra de Obras Públicas, Loreto Silva, y el abogado Pablo Urquízar.

Lo anterior, aunque el cargo de delegado presidencial sea puesto en duda, en cuanto a su efectividad, por su falta de rango y atribuciones reales. El secretario nacional de la Democracia Cristiana dijo a Radio Cooperativa que “la figura de los delegados presidenciales en todo gobierno son la demostración de que el Estado no funciona, no tuvo la capacidad de resolver estos problemas y eso tampoco creo que sea bueno dejarlo en el aire”, expresó.

/gap