Por “al menos cuatro semanas más” los combustibles seguirán bajando en Chile. Así lo anunció el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, quien además recalcó que “podría ser más tiempo”, pero que prefería decir “al menos”, para “mantenerse en terreno seguro”.

De esta manera, la Empresa Nacional del Petróleo informaría esta tarde que las bencinas -y también el petróleo- caerán en sus valores por litro, acumulando así siete semanas de descensos. De concretarse las estimaciones del ministro, los combustibles registrarán, para fines de año, 10 semanas de bajas consecutivas.

“No sólo vamos a tener una caída hoy, sino que hoy y en las próximas tres semanas”, dijo Larraín enfatizando que se trata de “una buena noticia para todos los consumidores chilenos”.

Respecto a la baja sostenida, el economista explicó que “después de alzas bastante significativas donde los precios aumentaron hasta jun 50% respecto de niveles que habían en 2017, hemos tenido una moderación y una caída de estos precios que tiene que ver bastante con lo que ha ocurrido con la producción de petróleo en EE.UU”.

Consultado por si este efecto de moderación se seguirá viendo durante el próximo año, el secretario de Estado comentó que “puedo adelantar que el 2019 va a estar mejor que el 2018 y hacia 2020 tendremos un escenario un poquito más incierto de proyecciones”.

Respecto a estas nuevas cuatro semanas de caídas, sumadas a las siete anteriores, el ministro enfatizó que “indudablemente incide sobre la inflación, porque es un elemento importante en el gasto de los consumidores”.

En ese sentido, destacó que de mantenerse los precios, “vamos a tener una inflación muy contenida y esto va directo a la vena, a los bolsillos de los consumidores (…) Nos vamos a ir hacia el año nuevo con combustibles más bajos y con el ánimo mas alto”.

/psg