El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha declarado a su entorno más cercano su deseo de mantener una reunión en persona antes de las elecciones presidenciales a la Casa Blanca del próximo mes de noviembre, según han informado cuatro fuentes próximas al mandatario a NBC.

La administración, siguiendo sus deseos, han comenzado a examinar la posibilidad de que ambos líderes se encuentren el mes que viene en Nueva York, con el objetivo final de anunciar un nuevo acuerdo de control de armas nucleares, ámbito en el que ambos países han exhibido notorias fricciones en los últimos meses.

En particular, ambos podrían firmar un plan para reanudar las conversaciones sobre la ampliación del tratado Nuevo START, firmado por los entonces presidentes Barack Obama y Dimitri Medvedev en 2010 en Praga, que expira el año que viene.

Trump anunció el año pasado la suspensión de sus obligaciones sobre otro acuerdo de armamento con Rusia, el Tratado de control de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF). El INF, suscrito en 1987, ayudaba a proteger la seguridad de Estados Unidos y a sus aliados en Europa y Asia. Prohibía que Estados Unidos y Rusia posean, produzcan o prueben un misil de crucero lanzado desde tierra con un alcance de 450 a 5.600 kilómetros.

Rusia ya había exhibido sus dudas sobre seguir o no en el acuerdo, dada la proximidad de la defensa de la OTAN a sus fronteras, que interpreta como una amenaza.

La retirada marcó una brusca ruptura en la política de control armamentístico de Estados Unidos y se enfrenta a la oposición de sectores moderados dentro del Departamento de Estado y del Pentágono.

En respuesta a la información de la NBC, un portavoz de la Casa Blanca ha explicado que Trump tiene intención de reunirse con varios líderes internacionales antes del inicio de la campaña, mientras que el Kremlin no ha realizado comentarios al respecto.

No habrá cumbre por Irán

Independientemente de la posibilidda de una reunión bilateral, el presidente de Estados Unidos ya adelantó que no asistirá a la cumbre sobre Irán propuesta por su homólogo ruso.

Putin convocó el viernes a los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, además de Alemania e Irán, a una cumbre a distancia para tratar las crecientes tensiones por una posible extensión del embargo internacional a la venta de armas a Teherán. Los cinco miembros permanentes de la ONU (Estados Unidos, China, Rusia, Francia y Reino Unidos) y Alemania sellaron el acuerdo nuclear internacional con Irán, un pacto del que Trump se salió unilateralmente a mediados de 2018.

Trump también prometió un “snapback”, una suerte de mecanismo de derecho de veto a la inversa, después de que el Consejo de Seguridad de la ONU rechazara una resolución estadounidense para extender el embargo. ”Sabíamos el resultado de la votación, pero haremos un ‘snapback’. Lo verán la semana que viene”, dijo.

El “snapback” con el que amenaza Trump se basa en que Estados Unidos es aún “partícipe” del acuerdo y que, por tanto, puede imponer de nuevo sanciones a Irán en caso de incumplimiento del mismo.

El embargo contra la venta de armas a Teherán expira el 18 de octubre, según los términos del pacto nuclear internacional.

/psg