Lo decía hace un año, recordando una cita que alguna vez repitió en un cónclave de la UDI. “Había leído un libro sobre una persona que se dedicaba a perseguir mariposas, y trataba de capturar una muy bonita, pero no le resultaba. De repente, cuando ya había dejado de perseguirla, se dio cuenta de que la mariposa se posó en su hombro”, relataba entonces Joaquín Lavín Infante, tras unos meses de regreso a su hogar político histórico, la alcaldía de Las Condes.

La metáfora, por supuesto, aludía a la eterna deuda de su extensa carrera política: llegar a La Moneda. La mariposa podía ser interpretada como la Presidencia de La República. Y, al menos en cuanto a una posible candidatura, la encuesta CEP revelada este viernes lo pone de vuelta en la ruta.

Esto porque Lavín aparece como la figura política mejor evaluada, con 48% de imagen positiva. Seis puntos arriba de quien lo sigue, la presidenta Michelle Bachelet, y a amplia distancia de cualquier otra figura de Chile Vamos. Y, además, con un altísimo conocimiento (91%, sólo detrás de Sebastián Piñera y Bachelet) y una imagen negativa baja, del 20% de los consultados. Todos factores auspiciosos cuando se piensa en una carrera a la Primera Magistratura.

En cierta medida, lo de la encuesta CEP es más una confirmación que una sorpresa. Porque, mes a mes, la encuesta Cadem ha ido marcando a Lavín como el líder entre los políticos en cuanto a imagen positiva. Y marca un regreso del alcalde a la primera línea del sondeo casi dos décadas después.

Por ahora, Lavín no ha confirmado ni desechado nada. Dice, cuando le preguntan, que ya fue candidato, que hoy está feliz en Las Condes y que no lo piensa mucho. La duda es qué ocurrirá si es que, siguiendo con su propia metáfora, la mariposa se le sigue acercando y lo obliga a tomar una decisión.

Revisa la encuesta completa

/psg