La presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe y el Presidente de RN, Mario Desbordes, celebraron la decisión del gobierno de no unirse al pacto migratorio de la ONU y afirmó que la colectividad concuerda con el Ejecutivo en el sentido que la migración no es un derecho humano.

“La verdad es que encontramos muy, muy bueno el que Chile no haya suscrito el pacto de migración de la ONU, estamos convencidos que la migración no es un derecho humano, que la migración tiene que darse en torno a lo que le conviene a cada país resguardando los derechos de los migrantes pero, sin duda, resguardando también los derechos de las personas que viven en ese país”, señaló.

En este sentido afirmó que “esto no se puede transformar en un desorden como el que había en el gobierno anterior, nuestro gobierno ha logrado ordenar todo el tema de la migración, estamos avanzando, estamos dándole condiciones de dignidad a quienes se quedan a colaborar en nuestro país, pero acá no puede venir cualquier persona desde afuera y esto transformarse en un derecho humano, eso es dejar las fronteras abiertas”.

Por tanto enfatizó “felicitamos al gobierno por la decisión de no suscribir este pacto de la ONU, que quería transformar la migración en un derecho humano, y que creemos, que lo que va a hacer, es transformar la migración en un verdadero desorden”.

Aunque para Jaime Bellolio migrar “obviamente es un derecho”, en el programa Estado Nacional sostuvo que es algo “prudencial” que Chile no suscriba el acuerdo, por cuanto se está discutiendo internamente sobre la material. Para él, además, este hecho no implica que el país “se esté restando del escenario internacional”.

En entrevista con el diario El Mercurio el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, justificó la decisión del gobierno señalando que “creemos firmemente en los derechos humanos de los migrantes, pero no en que migrar sea un derecho humano”.

/gap