La modelo de Bella Club tiene fama internacional. Por 6 años, trabajó en lugares como Japón, Tailandia, Corea, China, Hong Kong, Taiwán, Turquía, Londres, París, Milán, Portugal, Chile y México. Ah, por supuesto que ella también tuvo éxito en Brasil. Con 1,73 de altura, Bruna Magro comenzó a trabajar como modelo cuando tenía 13 años y no paró más. Es madre de un niño, gaucha por naturaleza y apasionada por su familia. A Bruna también le encantan los deportes y ya practicó un poco de todo – de kite surf a remo.

Nombre: Bruna Magro.
Nacida en: São Leopoldo (RS).
Ciudad de residencia: Florianópolis (SC).
Signo: Tauro.

Medidas
Altura: 1,73 m.
Cadera: 89 cm.
Cintura: 60 cm.
Busto: 84 cm.
Pies: 36.


Bruna, ya posaste para las revistas Trip y Status, ambas nacionalmente conocidas. ¿Fue difícil llegar a ese punto de tu carrera?
 Las dos oportunidades surgieron con naturalidad para mí.  Siempre me gustó hacer fotos sensuales y cuando recibí las invitaciones me quedé muy feliz. ¡Igual a lo que pasó con la invitación de Bella!

Es más, ¿puedes contarnos un poquito los comienzos? Comencé a ser modelo a los 13 años en Porto Alegre (RS). Con 15 me fui a vivir a São Paulo y, después de 6 meses viviendo allí, mi agencia de Brasil cerró un contrato para ir de modelo a Japón. Fui modelo durante 6 meses fuera de Brasil, pasé por lugares como Tailandia, Corea, China, Hong Kong, Taiwán, Turquía, Londres, Milán, Portugal, Chile y México. Con 21 años volví a São Paulo, pues ya sentía la necesidad de tener algo más concreto en mi vida, además de poder estar más próxima de mi familia (soy muy apegada a mi familia). No despunté en el mercado de la moda, pero en los lugares en los que trabajé siempre tuve mucha suerte por haber tenido la oportunidad de conocer todas las culturas que conocí, viviendo en esos lugares y trayendo en el bagaje los recuerdos de cada persona que hace parte de mi vida de alguna forma y que me hicieron crecer humanamente.

¿Cómo es conciliar la maternidad y la vida de modelo? Ser modelo es una profesión, entonces lidio con eso como cualquier madre que trabaje y tenga un hijo. Casi toda las semanas viajo por trabajo y se queda con sus padres (sí, tengo el privilegio de poder contar siempre con mis padres). Entonces viajo tranquila, sabiendo que estará bien cuidado. Pero cuando estoy con él, mi tiempo es suyo y doy prioridad en esos momentos, pues mi hijo está antes que nada en mi vida.

¿De dónde surgió el mote “el cuerpo”? Fue cuando posé para la revista Status con el fotógrafo Fernando Resende (en Porto Alegre). Me llamaron “el cuerpo” en una publicación que salió sobre la revista.

¿Cuál es la parte que más te gusta de tu cuerpo? El culo.

¿Es difícil mantenerse en forma? Tengo el metabolismo acelerado, por tanto no tengo que hacer dietas para perder peso. Engordé 20 kilos en la gestación y los perdí naturalmente. Soy consciente de que necesito hacer actividad física porque mi cuerpo es mi herramienta de trabajo y por mi salud, principalmente. Ya me preocupé más en cuidarme y exigirme. Hoy, siendo mamá, mi prioridad cambió – ¿sabes que me siento más bonita después de la maternidad? Ya intenté hacer dietas para ganar masa corporal con ayuda de profesionales, pero me gusta comer lo que quiero y no tengo disciplina para seguir dietas.

¿Existe algún sueño que no realizaste? ¡Muchos! ¡Pero mis sueños son muy comunes, todos relacionados con la estabilidad de mi vida y ver a mi familia de la misma forma!

¿La mayor locura de tu vida? Difícil definir alguna locura… vivo intensamente.

¿Te gustan los deportes? ¡Adoro! Ya hice clases de kite surf, pilates… cuando puedo, remo con mi hijo, monto en bici, me gusta correr, hago musculación. Hoy no tengo tiempo para hacer todo lo que me gustaría, pero siempre que puedo practico algún deporte.

¿Cómo te definirías en tres palabras? Verdadera, perfeccionista y escrupulosa.

¿Es difícil educar a un hijo en el mundo de hoy? Tengo la preocupación por todo lo negativo que vivimos en un mundo como el actual. Hoy, vive en el mundo que yo le presento (por ser pequeño todavía). ¡Le presento un mundo de colores y feliz! Estoy aprendiendo con él, día tras día, a ejercer el papel de madre y educar. Tengo principios para transmitirles. El mundo está en transformación y esa nueva generación de ‘cristales’ está viniendo en masa para transformar todo eso y traer paz a la humanidad. Creo plenamente en eso, son diferentes. Son más sensibles e inteligentes. Tienen muchos para enseñarnos y, con fe y amor, ¡van a conseguir transformar el planeta!

¿Existe mucho preconcepto en este medio artístico? Sí, principalmente cuando las cosas están dirigidas a la belleza y al lado sensual. Todos los trabajos se hacen con mucho profesionalismo y, detrás de eso, la mayoría de las modelos tienen una vida normal, familia y novio. Nada asociado a la prostitución, como muchos piensan. Pero nunca me importó lo que piensan los otros. ¡Es un trabajo digno y lindo! Mis padres me apoyaron y eso es lo que más me importa.

¿Un fin de semana perfecto? ¡Con personas que amo! No importa el lugar y lo que estaré haciendo. Cuando estamos con los que amamos, ¡todo está perfecto!

¿Qué haces en la cama que los hombres adoran? Siempre entre dos, todo lo que quieran.

¿Qué hacen ellos que no resistes? Ser tratada con amor y respeto. Es algo que falta hoy y a lo que no me resisto.

¿Planes de futuro? Tener un negocio propio y estabilidad financiera para aprovechar la vida con tranquilidad.

¿El trabajo más inusitado? Ahora no recuerdo.

Si pudieras encontrar a una persona, viva o muerta, ¿a quién elegirías? A mis abuelos, que están muertos.

Por último, ¿cómo fue la experiencia con Bella Club? Posar para Bella fue una experiencia increíble. Fue el primer ensayo de desnudo frontal que hice. Confieso que estaba ansiosa y nerviosa antes de las fotos. Ya conocía al fotógrafo (Alex Ribeiro), ya había posado algunas veces para él. Me encanta su trabajo, es una referencia en el mercado y me siento muy a gusto frente a sus lentes. Cuando llegué al lugar el día de las fotos, vi que todo es mayor de lo que imaginamos. Un equipo muy profesional, todos maravillosos. Fue divertido y leve. Quiero agradecer la invitación, agradecer al equipo que estuvo conmigo, el equipo que está detrás de las lentes, que hacen que este site tenga éxito. A todos los que, de alguna forma, realizaron este trabajo lindo conmigo. Espero que al público le guste, pues fue realizado con mucho cariño.

/psg