El canciller, Roberto Ampuero, entregó esta jornada más detalles respecto a la decisión de Chile de restarse del Pacto Migratorio de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El ministro de relaciones Exteriores aseguró que “nadie puede decir que Chile está en contra el multilateralismo y los derechos humanos”.

Ampuero Afirmó, además, que “cualquier persona es libre de salir de su país, tienen el derecho a hacerlo, los migrantes, claro que sí, tienen derechos. Pero cada país tiene el derecho, y es soberano también, de fijar sus propias reglas de migración. Cada país es soberano para fijar sus propias reglas de migración”.

El canciller añadió que “Chile tiene las puertas abiertas a quienes quieren trabajar, contribuir, integrase a nuestra sociedad, respetando nuestras leyes. Pero tiene las puertas completamente cerradas a quienes quieran llegar a delinquir, violar o burlar nuestras leyes”.

Según el ministro el texto del Pacto Migratorio “choca con las normas de Chile para tener una migración, ordenada regular y responsable. Hay una contradicción con nuestra política migratoria”.

Además, señaló que “si bien no es un acuerdo vinculante jurídicamente, Chile no va adherir a nada que pueda ser utilizado en su contra en cortes internacionales y que atente contra la soberanía del Estado de Chile”.

La autoridad aseguró que “quien dicta y ejecuta la política exterior de Chile es el Presidente de la República. Entonces nosotros actuamos de la forma en que corresponde”.

Finalmente, Ampuero descartó que en la decisión de nuestro país de retirarse del pacto haya existido injerencia de EE.UU.: “No hubo petición, sugerencia, ni nada de eso”, indicó.

“Nosotros tenemos una comunicación permanente con nuestro Presidente y ustedes saben que la primera tarea del Presidente y de este canciller es defender los intereses de nuestro país. En ese sentido mantenemos un contacto permanente y desde el Presidente emanan las instrucciones”, insistió.

Finalmente, consultado por qué el subsecretario Rodrigo Ubilla dio el anuncio de la salida del pacto, Ampuero indicó que “por una cosa muy sencilla, porque Migración tiene que ver con personas que entran al país y eso es una política en ese sentido de Interior”.

Esto en minutos que se generó una diferencia entre Interior y la Cancillería, desde donde habían difundido en los días previos una minuta indicando que el pacto no era “riesgoso” y que finalmente sí se suscribiría.

/psg