Con comisión bipartita para revisar las desvinculaciones, el gobierno logró destrabar las críticas al proyecto que otorga un reajuste de 3,5% para el sector público. Y así logró que se aprobara esta propuesta en la Cámara de Diputados por 76  votos a favor.

Lo que no obtuvo suficiente apoyo fue la idea del Ejecutivo de aumentar en 2,9% -sin reajuste real- las remuneraciones de los cargos más altos, ya que la Cámara de Diputados aprobó una indicación de parlamentarios de oposición que dejaba este 2,9% en 0% por 72 votos a favor, 9 en contra y 54 abstenciones.

Cabe recordar que en la Comisión de Hacienda que había revisado previamente el proyecto, la oposición por mayoría había rechazado el reajuste de 3,5% para el resto de los funcionarios públicos, debido a que la misma ANEF (Asociación de Empleados Fiscales) lo había solicitado al denunciar que el gobierno no cumplió una parte del acuerdo al desvincular a más de 2 mil personas en estas últimas semanas.

Por ello el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, se comprometió al inicio de la sesión de sala a crear una instancia de seguimiento de la circular 21 integrada por representantes de los gremios, la Dirección de Presupuestos y el Servicio Civil, liderada por el subsecretario de la cartera, Francisco Moreno. Este tema específico se incluirá en un addendum a la circular 21 que entre otras cosas fijaba criterios para la desvinculación de funcionarios como no despedir personas con enfermedades catastróficas o con pocos años para llegar a la edad de retiro.

Este acuerdo dejó satisfechos a los parlamentarios ya que el presidente de la Anef, Carlos Insunza accedió a este trato: “Al instalar una instancia revisora se está dando cuenta que el proceso comprometido por el gobierno no se estaba llevando a cabo. Esperábamos una firma de protocolo e insistiremos con ello en el Senado”.

Por otro lado, los diputados de oposición valoraron que se haya caído del proyecto el reajuste a las altas remuneraciones con el voto de 6 parlamentarios oficialistas. “Nos hubiese gustado que el Presidente de la República hubiese enviado el congelamiento como una señal austeridad. Esperamos que  el Senado ratifique esta votación”, indicó el jefe de bancada del PS, diputado Manuel Monsalve.

Consultado el ministro Larraín si insistiría con este punto en el Senado reponiendo una indicación que otorgue el 2,9%, declinó dar una respuesta terminante: “Cada día tiene su afán. Para mi este  tema es un tema completamente menor, lo que importa es lo que ha ocurrido con el grueso de los funcionarios. Y (tras esta votación) vamos a llegar a tiempo con el bono de Navidad y con el reajuste en diciembre”.

/gap