El Ministerio Evangelístico Cruzada de Poder denunció que funcionarios de Carabineros los detuvo sin razón alguna justo antes de comenzar su tradicional reunión en la Plaza de Armas de Santiago, lugar donde predican desde hace 33 años. Señalan que se sienten discriminados y violentados por el actuar de la policía uniformada.

Carabineros asegura que los predicadores se negaron a un control de identidad y, además, que los vecinos denuncian constantemente “los ruidos molestos”.

Los detenidos fueron trasladados hasta la Primera Comisaría de Santiago y posteriormente puestos en libertad.

Desde el Ministerio Evangelístico Cruzada de Poder aseguran que seguirán predicando en la Plaza de Armas capitalina, aunque signifique ser detenidos o multados nuevamente.

/psg