El alcalde de Santiago, Felipe Alessandri, está a la espera de que el Ministerio de Salud (Minsal) evalúe un posible desconfinamiento para la comuna, tras acumular 130 días en cuarentena.

“Llevamos una de las cuarentenas más largas del mundo (…) Está bien que vayamos pasando a una etapa nueva, pero paso a paso”, sostuvo el alcalde.

En ese contexto, y pese a que ha solicitado que se levante la medida, el jefe comunal advirtió que esto “no es chipe libre, vamos a ser muy estrictos en la fiscalización. A mayor libertad vamos a pedir responsabilidad, no queremos que nos vuelvan a cerrar la comuna”.

“Ha sido muy difícil sobrellevar estos 130 días (…) No queremos que haya rebrotes, la preocupación ahora, si nos llevan a abrir, es la cautela”, agregó Alessandri en conversación con 24 Horas.

Por otra parte, el alcalde fue consultado sobre un probable incremento del comercio ilegal, sobre lo que aseguró que hay una gran cantidad de extranjeros que se dedican a esto, pero no cuentan con los permisos necesarios. Además, sostuvo que estas personas necesitan ayuda debido a que no reciben ningún beneficio y no pueden llevar sustento a sus hogares.

“Tenemos que tenderle un brazo de apoyo, ayudarlos, quizás hacer una especie de regularización para que puedan llegar con el sustento a su casa”, concluyó Alessandri.

/psg