Hace unos años Katty Kowaleczko desclasificó públicamente que fue víctima de violencia en su primer matrimonio.

Se casó a los 18 y, en los seis meses que duró con este primer marido, este la maltrataba sicológicamente y le pegaba.

Anoche, la famosa actriz de 54 años detalló en La Divina Comida como fue esa experiencia que marcó su vida:

“Me casé a los 18 años. Con el tiempo siento que fue una excusa para arrancar de lo doloroso que fue el proceso de la enfermedad de mi papá.

“Pero me casé en serio. Proyectándome, había un compromiso de seguir estudiando, de hacer familia.

“Estuve seis meses casada, me separaron, lo diagnosticaron. Es una persona enferma, muy violenta. Fue muy terrible. Horrible.

“Me rompió todos los jeans, las zapatillas y me compró ropa de señora. Y después empezó con la obsesión.

“Si no llegaba a la casa, me decía ‘¡¿dónde estabas?!’. ‘Fui a comprar pan’. ¡Fá! Golpe.

“Si no, llegaba y ‘¡no hay pan!’. ‘Es que no quise salir, te estaba esperando para…’ ¡Pá! ‘¡No hay pan!’.

“Y fue una enfermedad que me enfermó a mí. Yo tuve un tratamiento para salir de esto. A mi me da mucha pena, porque uno cae en un círculo donde uno también se enferma. Y hay una manipulación tan fuerte del agresor, que uno dice ‘quizás es mi culpa’.

“Y una vez que vinimos a Santiago él me trató de golpear en la calle y ahí yo arranqué y llegué donde estaba mi mamá, que trabajaba en ese tiempo. Creo que estaba tan descompuesta, que mi mamá me vio, estaba mucho más flaca, y me dijo ‘¿qué pasa?’.

“Y ahí mi mamá se puso mamá. ‘Te quedas acá, al lado mío, no te mueves de acá’. Y ahí empecé toda una transición para sanarme, separándome, hice terapia para rearmar mi vida, si yo era chica.

“Por suerte no hubo hijos, nada.

“Mi papá cuando se enteró casi se murió. Anduvo seis meses cargando un revólver.

“Me estuvo acosando mucho tiempo. Me empezó a mandar cartas al mediodía y en al noche, de lo que hacía. Cómo había salido vestida, la micro que tomaba, en que esquina la tomaba, donde me bajaba.

“Anduve todo ese tiempo pegada a mi mamá. Y un día en este local donde trabajaba mi mamá, se acercó un pajarito y le dijo ‘oye, ¿puedo hablar contigo?’. Y mi mamá dijo ‘¡no!’. ‘Es que yo estoy siguiendo a su hija… Me contrató una persona (el esposo de Katty) para que siguiera a su hija, porque era aquí y era allá. Y estoy viendo que ná qué ver, porque esta niñita está cagá de miedo. Y prefiero decirle para que separa que soy yo, para que se tranquilice. No es él. Y de ahora en adelante voy a cambiar toda la información’. Y eso hizo.

“Después él se volvió a enamorar y ahí me pidió lo que era la nulidad. Nos anulamos” –MIRE AQUI EL VIDEO. PARTE 3. MINUTO 39-.

/psg