Este martes, el ministro en visita Mario Carroza procesó al exgeneral director de Carabineros Bruno Villalobos como presunto cómplice de torturas que ocasionaron la muerte de un estudiante en 1985: Patricio Manzano.

De esta forma, el exgeneral quedó detenido en un recinto de la institución para ser investigado y determinar su responsabilidad en los hechos.

Junto a Villalobos, otro hombre quedó detenido también para ser procesado por el mismo cargo: el excomisario de Los Andes Ruperto Soto.

RBB

Lo anterior ocurre luego que Carroza acogiera en parte las peticiones del programa de Derechos Humanos del Ministerio de Justicia y de la defensa de los padres de la víctima, quienes pertenecen a la agrupación de familiares de ejecutados políticos.

La querella original buscaba procesar a Villalobos como autor de los delitos anteriormente descritos, pero esto fue descartado por ahora por el ministro a cargo.

/psg