El Producto Interno Bruto (PIB) de Argentina cayó un 3,5% en el tercer trimestre del año, versus igual período del año previo, informó este martes el ente oficial de estadísticas.

Pese al negativo dato, la cifra del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) se ubicó en línea con lo esperado por el mercado, de acuerdo a un sondeo de Reuters.

El PIB desestacionalizado del tercer trimestre, con respecto al segundo trimestre de 2018, arrojó una variación negativa del 0,7%. Cabe recordar que en el segundo trimestre de 2018 el PIB del país trasandino cayó un 4,1%.

La economía de Argentina está en pleno proceso de recesión con inflación anualizada por arriba del 45%. De hecho, el PIB de Argentina había registrado en 2017 un alza del 2,9%, tras haber experimentado en 2016 una caída del 1,8%.

El país se vio particularmente afectado desde abril pasado por una fuerte inestabilidad financiera y las consecuencias de una dura sequía que golpeó al sector agropecuario, uno de los motores económicos del país.

Para 2018, la ley de Presupuesto preveía una expansión económica del 3,5 %, pero esa proyección quedó totalmente descartada ya en el segundo trimestre, cuando comenzaron a ser evidentes los signos de deterioro en la economía.

/psg