El paro continúa. Pese a los esfuerzos de La Moneda y las largas reuniones con el gobierno, la asamblea de trabajadores del Terminal Pacífico Sur (TPS) finalmente rechazó el preacuerdo que firmaron ayer los dirigentes en el Ministerio del Trabajo.

Aunque la votación aún no comienza, y está todo dispuesto para iniciar el proceso, varios dirigentes sindicales anticiparon que la oferta no cumplió con las expectativas y que muchos ni siquiera irían a votar.

Tras este rechazo, que será ratificado en los próximos minutos, la asamblea está evaluando cómo seguir adelante con las negociaciones.

La oferta de TPS (Ultramar, grupo Von Appen) contemplaba un préstamo por $550.000, el que debía ser entregado a más tardar el 21 de diciembre, y que sería descontado por planilla a razón de $2.000 por turno con un máximo de $4.000.

Otro punto estipulaba la entrega de una gift card de $250.000, además de un aguinaldo de $75.000, más una canasta de comestibles. La suma se entregaría a más tardar el 21 de diciembre próximo.

El detalle del preacuerdo alcanzado consigna también que a más tardar, el 15 de enero se debía dar inicio a las capacitaciones, condicionado a la asistencia de los trabajadores. Este punto estipulaba un bono de manutención por $350.000 al comienzo del curso y, una vez finalizado, y una vez finalizado el saldo sumaría $100.000.

El año nuevo en el mar amenazado

En conversación con CNNChile, el secretario del sindicato de Uniport, Francisco Báez, reveló que los trabajadores calificaron como mala la oferta de la empresa contenida en el texto de preacuerdo firmado ayer.

“No nos están dando más de lo que teníamos. Es algo mísero. Desde anoche se dijo que no iba a ser aceptada por los trabajadores”, afirmó.

“No creo que la gente vaya a votar. Ya es una decisión de todos. No hay ánimo de ir a votar. La parte del gobierno ya sabe que nosotros no vamos a aceptar (esa oferta)”, agregó el dirigente.

Y según se desprende de sus declaraciones, las acciones de algunos sectores de los trabajadores podrían radicalizarse aún más y apuntan claramente a la tradicional celebración del año nuevo en el mar.

En referencia a las violentas manifestaciones de ayer, Báez dijo que fue “sólo un ensayo de lo que va a pasar el 31 de diciembre.

“Le hago un llamado otra vez a los turistas que no vengan a Valparaiso. Vayan a Viña o quédense en Santiago. Ayer quemaron Valparaíso, imagina lo que va a pasar el 31: va a ser peor”, advirtió.

/psg