El dólar revirtió el escenario y logró imponerse frente al peso chileno al cierre de las operaciones de este jueves. La depreciación de la moneda ocurre pese a la debilidad global de la divisa norteamericana en reacción al alza de tasas de la Reserva Federal, en medio de pronósticos de desaceleración de la economía de Estados Unidos.

Al cierre de las transacciones del mercado interbancario, el dólar se cotizó en los $691,3, lo que representa una baja de $3,3 respecto al valor alcanzado en la sesión anterior.

El peso chileno ignora esta vez las fuertes caídas que sufren los precios del cobre. Los contratos de metal rojo para diciembre operan con fuerte baja de 1,93% y se ubican en los US$2,66 la libra en la Bolsa de Metales de Londres.

Según comentan desde el mercado, la caída de la divisa nacional se explica también por la compra de dólares por parte de operadores institucionales.

En el plano internacional, el Dollar Index -indicador que mide el comportamiento de la moneda frente a seis divisas del mundo- cae 0,71%. El euro se apreciaba un 0,5%, a US$ 1,1429, levemente debajo de un máximo de US$ 1,14395 que tocó antes del anuncio de la decisión de la Fed.

Reuters consignó que si bien la Reserva Federal elevó sus tasas por cuarta vez en el año y sus integrantes señalaron que podrían subirlas tres veces más de aquí a comienzos de 2020, los movimientos de los bonos estadounidenses apuntan a que la economía del país podría estar quedándose sin fuerza.

La curva de rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense -considerada un indicador de futuras recesiones- se aplanó a 10 puntos básicos, muy cerca del mínimo de 11 años que tocó este mes, con una inversión que en general se interpreta como precedente de una recesión, informó la agencia.

Otro factor que preocupa es la desaceleración que se aprecia en los flujos de repatriación de las firmas estadounidenses. Los flujos sumaron cerca de 300.000 millones de dólares en el primer trimestre, pero bajaron a 93.000 millones en el trimestre de septiembre según las cifras más recientes.

Entre las emergentes, el real y el peso mexicano lideran el listado de mayores alzas con +1,20% y +1,09%, respectivamente. En el plano local, el peso chileno es la tercera moneda que más se deprecia en la región.

/psg