El exgeneral director de Carabineros, Bruno Villalobos, quedó en libertad condicional tras el beneficio que le concedió el ministro Mario Carroza previo pago de una fianza de 500 mil pesos.

Fue la Corte de Apelaciones de Santiago la cual confirmó hoy la libertad para el exgeneral de la institución.

El martes, el magistrado procesó a Villalobos como presunto cómplice de las torturas que le provocaron la muerte al joven estudiante Patricio Manzano en 1985.

En tanto, el excomisario de los Andes, Ruperto Soto, también enfrenta cargos como presunto cómplice de aplicación de tormentos con resultado de muerte calificada por el caso del estudiante de la Universidad de Chile.

Sin embargo, este jueves, la Corte de Apelaciones otorgó la libertad para Villalobos.

El abogado de los hermanos de la víctima, Sebastián Velásquez, anunció que se opondrán a que se les conceda dicho beneficio a los ex altos uniformados.

El defensor del exgeneral director de carabineros, el abogado Angel Valencia, insistió en que su cliente no tuvo relación alguna con las torturas que le provocaron la muerte a Manzano.

En tanto, una de las 174 detenidas junto a Manzano en febrero de 1985 en Los Andes, Marcela Campos, relató la falta de auxilio y los malos tratos que recibió la víctima en el lugar y en su traslado a Santiago.

En el caso de Villalobos, su defensa además presentó un recurso de amparo para anular el procesamiento, libelo que podría ser resuelto el viernes por la Corte de Apelaciones, pero que después puede ser revisado por la sala penal de la Corte Suprema.

/psg