Nueve meses después de asumir el mando de Carabineros, el general Hermes Soto dejó el máximo cargo institucional, convirtiéndose en el director más breve en la historia de la policía uniformada desde 1932, año en que por primera vez la máxima autoridad surgió de sus propias filas.

En medio de alta expectación durante toda la jornada, el uniformado presentó su renuncia, luego que el Gobierno dejara en suspenso su respaldo ayer. Se espera que en las próximas horas La Moneda se refiera a la salida.

Si bien su continuidad quedó en entredicho el 14 de noviembre tras la muerte de Camilo Catrillanca, ocurrida después de un operativo del Gope y por lo cual hay dos carabineros formalizados por homicidio, el Gobierno mantuvo el respaldo a Soto por 36 días.

Sin embargo, la divulgación de los videos del operativo, donde se observan crudos detalles de lo ocurrido, cambiaron el escenario para el uniformado con 37 años de servicio que llegaba para renovar la policía tras la cuestionada gestión de Bruno Villalobos.

Los videos y las versiones

Influido por la información que le entregaban sus subalternos, Soto fue cambiando su versión respecto a la existencia de imágenes. Primero aseguró que no había registro de los hechos y luego reconoció, tras viajar a Temuco por petición del Gobierno, dijo que sí había, pero que la tarjeta de memoria había sido destruida.

Paralelamente a su visita en La Araucanía, el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) dio a conocer la declaración del menor que acompañaba a Catrillanca, quien señaló que al menos uno de los uniformados portaba una cámara durante el operativo. Ayer se confirmó que, en definitiva, siempre hubo imágenes de lo ocurrido.

Además de lo anterior, se registraron denuncias por supuestas órdenes de oficiales para que los miembros del Gope mintieran en sus declaraciones. Esto se conoció luego de que el sargento Carlos Alarcón -imputado por el homicidio de Catrillanca- grabara un video en el centro de detención en que se encuentra. Por todo lo anterior, 11 carabineros han dejado la institución.

Complicaciones en La Moneda

Estos cambios de versiones y denuncias salpicaron con fuerza al Gobierno. El ministro Chadwick fue interpelado y desde la oposición se anunció una acusación constitucional, mientras que Luis Mayol dejó la intendencia de La Araucanía.

Ayer, La Moneda evitó pronunciarse sobre el futuro de Soto considerando que durante la tarde se llevaría a cabo la ceremonia de graduación de los oficiales de Carabineros, evento en el que coincidiría el Presidente con el saliente general.

Y pese a que se estimó que no habría una reacción, finalmente el ministro del Interior, Andrés Chadwick, junto al subsecretario Rodrigo Ubilla, se refirió a la divulgación de los videos.

“El Gobierno, como lo hizo desde un inicio, condena completamente, categóricamente no solo los hechos sino que también todas las conductas abusivas e ilícitas que se han producido en la lamentable y dramática muerte de Camilo Catrillanca”, comentó Chadwick en la tarde del miércoles en La Moneda.

Durante esta mañana, cerca de las 8:00 horas, el Presidente se reunió con el ministro Chadwick, y la ministra vocera, Cecilia Pérez, y el subsecretario Ubilla, donde se abordó la situación. Lo anterior, de hecho, generó que el Mandatario llegara unos minutos atrasado a una actividad programada con Gendarmería.

El año se cierra de la peor forma para Carabineros, con tres causas abiertas de alta conmoción pública, como son la malversación de fondos públicos, la fallida Operación Huracán y el caso Catrillanca. En menos de 365 días, la institución ha tenido tres generales directores: Villalobos, Soto y Julio Pineda, este último en calidad de subrogante.

/psg