En la madrugada de este viernes, tras 35 días de movilizaciones en Valparaíso, los trabajadores eventuales del Terminal Pacífico Sur (TPS) lograron un preacuerdo con la Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV) que podría poner fin al conflicto.

“Como asamblea aprobamos la contrapropuesta que elaboramos el día de ayer, ahora falta que la firmen los ministerios y la empresa”, afirmó el dirigente Pablo Klimpel.

“Falta todavía para poder coronar el fin. De ser positivo este proceso, hoy terminaría el paro”, comentó.

El líder sindical fue enfático en señalar que “por ahora el paro no se baja hasta que el acuerdo lo firmen los ministros y la empresa”. De todas maneras, afirmó que el proceso está en desarrollo y que “los dirigentes irán a Santiago a firmar”.

El 18 de diciembre los dirigentes habían logrado un preacuerdo con el Gobierno, que fue rechazado al día siguiente en una asamblea de votación. En esa oportunidad, Klimpel explicó que la negativa se dio “porque no satisfacía la demanda inicial”, la cual considera un bono de $2 millones, la garantía de que no habrán represalias contra los empleados movilizados y la constitución de una mesa de trabajo para mejorar las condiciones laborales.

Además, había comentado que los trabajadores esperan “que el documento también esté firmado por TPS y Ultraport”, lo que no contemplaba el pacto con el Ejecutivo.

/psg