Esta mañana, en el marco de la ceremonia de egreso de 1.000 nuevo carabineros, Hermes Soto explicó sus razones para no presentar voluntariamente su renuncia al cargo de general director de Carabineros.

“Yo decidí, cuando me plantearon de parte del gobierno que renunciara de forma voluntaria, no hacerlo, por mis 38 años de servicio en la institución, por el cariño, el amor, el afecto y el respeto que tengo por los subalternos, por todo el trabajo que hemos desarrollado, por todo el crecimiento y por todo el esfuerzo que han hecho cada uno de los carabineros bajo mi mando”, sostuvo.

En ese mismo sentido, agregó que su decisión también se funda en “estábamos desarrollando un trabajo importante, habíamos logrado grandes meteas, planteado grandes desafíos”.

“Yo me atengo al proceso iniciado por el Presidente y ese resultado será el que dictamine él ante el Congreso y ante la Contraloría”, añadió.

Consultado sobre las acciones que adoptaron en el proceso que profundizó la crisis, Soto sostuvo que “hay carabineros que mintieron, fueron sancionados, ya no pertenecen a la institución. El proceso se ha desarrollado de manera normal. Nosotros tomamos las medidas que correspondían, creo haber actuado de manera veraz”.

/psg