La Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados aprobó sancionar con cárcel a quienes nieguen o justifiquen las violaciones a los DD.HH. Se trata de una indicación impulsada por la diputada Carmen Hertz dentro del proyecto de ley que tipifica el delito de incitación a la violencia

La diputada comunista Carmen Hertz, quién tuvo pasado violentista en el MIR en los años 70s, está buscando imponer un proyecto de ley que castiga el “negacionismo” de los atropellos de derechos humanos cometidos bajo el régimen de Augusto Pinochet.

La parlamentaria incluirá la iniciativa en la tabla de este miércoles de la comisión de Derechos Humanos de la Cámara Baja, la cual ella preside.

El proyecto fue ingresado en julio de este año al Congreso y tipifica como delito y establece penas de cárcel para quienes supuestamente nieguen, justifiquen o relativicen las violaciones a los derechos humanos cometidas exclusivamente entre 1973 y 1990, no considerando ninguna otra época de la historia de Chile para dicha materia y dejando por cierto en términos ambiguos la constatación de tal delito.

La draconiana ley, en términos similares a una ley mordaza, busca parecerse a leyes europeas que penalizan el negacionismo del holocausto judío bajo el régimen nazi en el siglo XX, lo cual ha generado persecución no sólo a neofascistas, sino también a académicos que han intentado investigar el tema.

Numerosos críticos a esta iniciativa han protestado por la evidente censura al pensamiento libre que la parlamentaria marxista busca instalar por todos los medios posibles como ley.

/gap