Hijo y hermano de carabineros, casado con una oficial de la institución y oriundo de la Región del Maule, el nuevo general director de Carabineros, Mario Rozas Córdova, es definido como “multifacético” en las filas de la institución policial.

Rozas es periodista y magíster en Comunicación Estratégica y en administración de Recursos Humanos. En cuanto a su carrera en la policía uniformada, es una de las primeras antigüedades de su promoción y especialista en investigación de drogas, por lo que se desempeñó en el OS-7 como jefe de Operaciones.

Posteriormente llegó a La Moneda como el edecán del Presidente Sebastián Piñera durante el primer periodo del Mandatario. También fue agregado policial en la embajada de Chile en España, donde logró acuerdos de cooperación con la guardia civil de España.

Rozas ascendió a general cuando fue director de Tránsito y Carreteras de Carabineros, cargo desde el cual implementó diferentes planes de mitigación y fomentó el trabajo directo con ministerios y autopistas.

Posteriormente fue designado como director de Bienestar de la institución, donde ha instaurado diferentes procesos de control.

En el plano personal, sus cercanos aseguran que tiene liderazgo y que es “estudioso y mesurado”.