Se acercan las festividades de fin de año, y el comercio tiene horarios especiales en estas fechas. Tanto el lunes 24 como el 31 de diciembre, los trabajadores se van a desempeñar no más allá de las 20 horas. Esto debido a que empiezan a regir los feriados obligatorios e irrenunciables del 25 de diciembre y 1 de enero, como han explicado las autoridades del Trabajo en varias oportunidades.

En cuanto a los feriados irrenunciables, significa que el comercio debe cerrar desde las 20:00 horas del lunes 24 de diciembre y hasta las 06:00 horas del miércoles 26 de diciembre, y entre las 20:00 horas del lunes 31 de diciembre y hasta las 06:00 horas del miércoles 2 de enero de 2019.

Por otro lado, a excepción del lunes 24, en los días previos a las celebraciones hay una extensión de horarios, pero los trabajadores no podrán desempeñarse en sus funciones más allá de las 23 horas. Los empleadores que incumplan la normativa de extensión de horarios se arriesgan a multas que van desde los 241 mil a 967 mil, dependiendo del número de trabajadores que tenga la empresa.

De acuerdo a la normativa, el empleador podrá extender la jornada ordinaria de los dependientes de comercio distribuida dentro de los últimos quince días previos a Navidad. En este caso las horas que excedan el máximo de 45 horas o la jornada convenida, se pagarán como extraordinarias.

Hay además en marcha un plan de fiscalización a nivel nacional, tanto para la extensión de horarios, como para los feriados irrenunciables.

Quienes no cumplan con los feriados obligatorios e irrenunciables, arriesgan multas que van desde $241.765 a $967.060 por cada trabajador afectado por la infracción, considerando el número de trabajadores total de la empresa.

¿Quiénes quedan exceptuados del feriado irrenunciable?

Están exceptuados, los trabajadores del comercio que se desempeñan en clubes y restaurantes, establecimientos de entretenimiento, tales como cines, espectáculos en vivo, discotecas, pub, cabaret, locales comerciales en los aeródromos civiles públicos y aeropuertos, casinos de juegos, expendio de combustibles, farmacias de urgencia y farmacias que deban cumplir turnos fijados por la autoridad sanitaria. También deben trabajar los dependientes de las llamadas “tiendas de conveniencia” adosadas a servicentros si venden alimentos preparados allí mismo.

/gap