En 10 minutos marcó diferencias Barcelona tras un centro de Jordi Alba para Messi. El remate del argentino fue rechazado por el portero del Celta, y ahí estuvo atento Dembelé para anotar el 1-0.

El segundo tanto del los catalanes llegó a través de la misma fórmula sobre el cierre del primer tiempo. Alba nuevamente centró para Messi, quien sólo y sin marca, esta vez incrustó el balón en la portería del Celta, para marcar el 2-0 que fue definitivo.

El segundo tiempo continuó con el dominio del Barcelona, con un Arturo Vidal que mostró mucha entrega en medio campo, hasta que fue sustituido por Arthur.

Con la victoria, Barcelona alcanzó 37 puntos para ser el único líder del torneo, con tres de ventaja sobre el Atlético de Madrid.

/gap