Estamos celebrando una nueva Navidad, donde en general, recibimos regalos como también expresamos nuestros sentimientos de amor con nuestros seres queridos, con nuestros amigos, con quienes tenemos una relación afectiva, de amistad, de compañerismo y demostrar agradecimiento a quienes simplemente nos facilitan la vida.

A nivel de país, todos quisiéramos que los procesos de cambios o modificaciones al proyecto de la reforma previsional que el gobierno ha enviado al congreso para su estudio y análisis, fuese lo más rápido posible, pero en realidad eso no será posible por varios factores a considerar.

Pensionarse en la actualidad no es fácil, ni menos lo será cuando se dice que habrán modificaciones, cuando se pretende que entren nuevos actores al sistema previsional, cuando no se puede asegurar que se tienen los recursos necesarios para financiar el proyecto de pensiones, porque somos un país con recursos limitados y con grandes desafíos no sólo en el tema previsional también en la salud, educación, fuentes laborales etc.

Uno de los puntos principales del proyecto de pensiones, es que entidad se hará cargo de la administración del 4% adicional, que será de cargo del empleador, porque cada persona tendrá que tomar esa decisión, sin embargo, la mayoría de las personas no siempre se manejan en las decisiones de estar afiliados a una u otra AFP, por lo mismo, creo que al tener que elegir, sin los conocimientos necesarios, sin la asesoría de un experto en el tema previsional, difícilmente se obtendrá los resultados esperados.

Los ahorros previsionales obligatorios, que corresponde actualmente al 10% de la renta imponible, es administrado por una AFP y cada afiliado tiene una cuenta individual donde se va acumulando el dinero que representará su futura pensión, me parece algo peligroso que se sugiera que en forma grupal, se decida que entidad administrará los dineros que son descontados individualmente.

Sin duda, será un tema complejo, sin embargo, se requiere voluntad, acuerdos transversales y lamentablemente, como lo hemos visto en el transcurso del tiempo y en los diferentes cambios de gobiernos, difícilmente se llegará a acuerdos en este tema previsional que es netamente político.

Un saludo navideño, que la paz, y la celebración del nacimiento del niño Jesús, traiga felicidad, armonía y unión para su familia y para el país.

 

Margot Guerrero Bruner

Asesora Previsional

Corredor de Seguros

www.margotpensiones.com