El recorrido de Ernesto (47) y María Verónica (46) desde Las Vizcachas hasta su casa, en Providencia, era el normal, hasta llegar a la altura de Camino El Volcán, en Puente Alto. Ocurrió cerca de las 2.50 del reciente domingo 23. Habían participado en un matrimonio y venían cansados, listos para ponerle fin a la jornada. Sin embargo, un grupo de violentos asaltantes cambió sus planes de manera dramática.

Fue justo en la esquina de Camilo Henríquez, al llegar a Camino El Volcán, cuando fueron colisionados por un automóvil sedán. Al interior, otra pareja. Según su relato a la policía, creyeron que era un accidente, pero cuando vieron bajar a los dos sujetos del otro auto, se asustaron y pensaron en escapar de inmediato.

Su presentimiento no era errado. Concretaron un escape a toda velocidad por distintas calles del sector, sin lograr su objetivo.
Al llegar a Quilín, en La Florida, los asaltantes cruzaron el auto y los interceptaron. Allí se inició lo peor.

Según fuentes del caso, los dos delincuentes robaron algunas pertenencias de las víctimas y luego “los pasearon” por Santiago, por diferentes cajeros automáticos, en los cuales hicieron giros por cerca de un millón de pesos. No obstante, el delito no concluyó allí. Faltaba lo peor. Terminado el recorrido, condujeron a las víctimas a una casa en la población El Castillo, donde descargaron golpes contra Ernesto, dejándolo casi inconsciente. Luego, la mujer fue violada por los asaltantes, según las primeras diligencias del OS-9 de Carabineros.

Las víctimas finalmente fueron abandonadas en Puente Alto y el caso lo asumieron el OS-9 y la Fiscalía Sur.

Hoy, la policía detuvo a un hombre como presunto autor del delito y a una mujer como cómplice; en tanto, el segundo sospechoso está identificado y debería ser detenido durante las próximas horas.

/gap