Durante la madrugada de este jueves, la seremi de Salud Metropolitana Rosa Oyarce fue víctima de un intento de portonazo a la entrada de su casa en la comuna de San Miguel.

La hija de la autoridad estaba abriendo el portón cuando seis desconocidos armados intimidaron a Oyarce, quien embistió a los delincuentes con la camioneta que intentaban robar. Tras el impacto, los sujetos huyeron a bordo del auto en el que llegaron y son buscados por la policía.

Horas después del incidente, la seremi dio su testimonio a la prensa afirmando que “los delincuentes, que eran hombres jóvenes de alrededor de 20 años, se bajan corriendo hacia el auto y puse reversa”.

También recordó que ya era segunda vez que esto le ocurría y que “la vez anterior se me perdieron hasta los pedales y esta vez dije ‘no me va a pasar lo mismo'”. “Lo que hice fue poner la reversa, salir y arremeter e impactar contra el auto (de los sujetos). Yo impacté al auto y los tipos como que intentaron arrancar, pero volví a poner la reversa y ellos volvieron a bajarse, pero tomé velocidad para impactarlos de nuevo, y allí arrancaron”, explicó.

Asimismo, Rosa Oyarce expresó que “ya está bueno, basta. Nosotros, la gente, tenemos que ser capaces de también enfrentar esta situación. No solamente dejarle a Carabineros este trabajo. Este también es un trabajo de vecinos”.

“Los vecinos salieron todos, inmediatamente. El apoyo de los vecinos, el enfrentarse todos, yo creo que fue muy bueno. No podemos permitir que la delincuencia pase sobre nosotros”, planteó.

/gap