En protestas paralelas a las producidas ayer en la Región de La Araucanía por la muerte de Camilo Catrillanca, en el centro de la capital también hubo fuertes enfrentamientos entre manifestantes y carabineros en medio de una marcha -no autorizada- por el caso, la que se inició en la Plaza de Armas de Santiago.

La manifestación ilegal, que partió a las 19:00 horas, tuvo uno de los momentos de mayor tensión en pleno Paseo Ahumada. En ese sector, un contingente de funcionarios policiales debió enfrentar la agresividad de los manifestantes.

A partir de allí, la situación de violencia se fue incrementando, en especial cuando un miembro de las Fuerzas Especiales (FF.EE), identificado como el cabo 1° Henry Canío Canío, cayó al suelo tras una agresión, siendo atacado en ese instante por un grupo indeterminado de sujetos, quedando inconsciente y siendo trasladado hasta el hospital institucional.

Tras ello, los funcionarios de la FF.EE comenzaron una fuerte dispersión de los manifestantes, utilizando para ello gas lacrimógeno, el que se esparció por una amplia zona del tradicional paseo peatonal capitalino.

De acuerdo a información policial, otros cuatro carabineros resultaron lesionados de carácter leve en esta marcha, los que también fueron derivados al hospital de Carabineros.

Tras la difusión de las imágenes, el Gobierno condenó los hechos a través de la vocera del Ejecutivo, Cecilia Pérez. “¿Qué idea, principio, libertad o derecho defienden estos manifestantes? Indigna la agresión y cobardía con que actúan en grupo y atacan” a Carabineros de Chile, sostuvo la autoridad ministerial en su cuenta de Twitter. “Como @GobiernodeChile condenamos esta violencia. En democracia las ideas siempre se defienden con la fuerza de los argumentos”, agregó Pérez.

/gap