Nicolás Maturana ya encontró club tras ser desechado por el entrenador de Colo Colo, Mario Salas, y en las próximas horas se convertirá en el primer refuerzo de Universidad de Concepción para 2019.

El jugador que tuvo un irregular paso por los albos, fue notificado por el gerente deportivo de Blanco y Negro, Marcelo Espina, que Salas no lo tenía en sus planes y que debía buscar nuevo club.

Fue así como el conjunto que dirige Francisco Bozán se movió rápido y se quedó con Maturana, quien llega a la octava región en calidad de préstamo por un año y con opción de compra.

Fuente: El Gráfico Chile