Carola de Moras habló por primera vez sobre las consecuencias que le trajo la filtración de un audio sobre el suicidio de la joven Katy Winter. El hecho, que provocó que los padres de la joven encararan a ella y Rafa Araneda en pantalla, generó un enorme remezón en el matinal de CHV y terminó por debilitar la amistad entre los ex animadores del Festival de Viña.

La conductora, que salió definitivamente de CHV, entregó su verdad en una entrevista a la Revista Ya. “Esa filtración tuvo un costo gigantesco y me dolió, más que el costo, el dolor de la familia que estaba sufriendo en ese momento”, comentó De Moras. –LEA ACÁ TODO LO QUE DIJO–

Sobre el animador, aclaró: “No voy a referirme a Rafael Araneda ni a sus declaraciones”. Agregó, además, que con su ex compañero del Festival de Viña no habla “desde antes” de su renuncia a CHV.

Y tras las palabras de Carola, fue Marcela Vacarezza, esposa de Araneda, quien sacó la voz y entregó su versión a Intrusos del conflicto que separó a los conductores:

Marcela Vacarezza: “A mí me parece que hay una realidad que se desconoce, que no la sabe nadie, y creo que hay que transparentarla de repente”

Periodista Intrusos: “¿Y tú no la podrías transparentar?”

Vacarezza: “¿Sabes lo que pasa? Rafael es súper caballero. Nunca ha hablado respecto al tema, nunca se ha referido. Está bien. El tema es ese. Es un tema real.

“Un día en la noche, Rafa comete este error, a los 10 minutos se elimina del grupo de los amigos de nosotros, y al día siguiente, terminando el programa, en una reunión con todo el equipo, donde hay mucha gente presente, se le pide disculpas a Carola, disculpas que ella acepta. Lo sentimiento de ella, a continuación, ella los tendrá que responder”.

/gap