Cada región, país o pueblo tiene sus propias singularidades a la hora de dejar atrás una etapa y encarar el Año Nuevo con otra perspectivas. Así, para atraer la prosperidad, el amor, la buena energía e incluso los viajes, hay muchas tradiciones que se respetaron una a una, al comenzar este año 2019.

 En Chile por ejemplo, está extendido el uso de calzoncillos amarillos, el comer 12 pasas de uva a las 12 de la noche y el vestirse de blanco. Veamos qué pasó en otros países.

Nueva York

Como cada año, miles de personas se concentraron en la plaza de Times Square para esperar la llegada del Año Nuevo y ver caer a la icónica bola que marca un nuevo comienzo.

Preparativos finales de la Times Square New Year's Eve Ball en el techo del One Times Square, Manhattan, Nueva York REUTERS/Eduardo Munoz

Preparativos finales de la Times Square New Year’s Eve Ball en el techo del One Times Square, Manhattan, Nueva York REUTERS/Eduardo Munoz

La celebración se llevó a cabo el 31 de diciembre durante las 7 horas previas al término del año, desde las 17:00 hasta la medianoche. La plaza Times Square está en la ciudad de Nueva York (Estados Unidos) y es una de las más grandes de la ciudad.

También cuando llega la medianoche y la bola de Times Square ya está encendida se acostumbra darse el beso como símbolo de amor.

En 1907 se celebró el primer fin de año en el que bajó la Bola, señalando el inicio del año 1908. La idea surgió de un joven inmigrante que trabajaba en la industria metalúrgica y que creó la primera esfera en 1907 con hierro y madera para agregar algo mágico a la celebración de Año Nuevo que ya se había empezado a festejar en Times Square desde 1904.

Año Nuevo en Nueva York (Getty Images para Viajes)

Año Nuevo en Nueva York (Getty Images para Viajes)

Desde ese año se ha bajado la bola del Año Nuevo, a excepción de los años 1942 y 1943 cuando no se realizó la ceremonia por las secuelas de la Segunda Guerra Mundial.

Actualmente, la famosa esfera de Times Square no es un espectáculo único del último día del año, ya que desde el 2008 es un elemento permanente de la cima del edificio One Times Square, brillando hasta su descenso todos los 31 de diciembre a las 23:59.

Madrid

La Puerta del Sol se convirtió como cada año en el centro neurálgico de la Nochevieja en la capital de España. Allí la gente se congregó para recibir el nuevo año y comer las uvas de la suerte mientras suenan las doce campanadas que marcan el reloj de la Real Casa de Correos.

Comer las 12 uvas en la Puerta del Sol, una tradición madrileña que también realizamos en Argentina. (Foto: Emiliana Miguelez)

Comer las 12 uvas en la Puerta del Sol, una tradición madrileña que también realizamos en Argentina. (Foto: Emiliana Miguelez)

Existen varias teorías sobre el origen de la tradición de comer doce uvas. Pero la más popular entre los españoles es la que sitúa el inicio de esta costumbre en 1909. Los viticultores de Valencia y Murcia tuvieron tal excedente de esta fruta que decidieron repartirla gratuitamente entre los ciudadanos, aludiendo que les traería fortuna comerlas el 31 de diciembre.

Puerta del Sol: allí la gente se congrega para recibir el nuevo año. (Archivo REUTER)

Puerta del Sol: allí la gente se congrega para recibir el nuevo año. (Archivo REUTER)

El éxito de esta singular campaña queda claro un siglo después, ya que en toda España se comen doce uvas que simbolizan la suerte para los doce meses del año, al son del reloj de la Puerta del Sol.

Brasil

Un festejo clásico: había que estar de blanco la noche de Reveillon(Nochevieja). La playa de Copacabana, en Río de Janeiro, se convirtió como cada 31 de diciembre en un mar de millones de cariocas y turistas vestidos de blanco en busca de la buena suerte.

Vista de los fuegos artificiales, el Cristo Redentor y la playa de Copacabana EFE/FERNANDO MAIA/

Vista de los fuegos artificiales, el Cristo Redentor y la playa de Copacabana EFE/FERNANDO MAIA/

Algunos añaden detalles de colores para reforzar sus deseos: rojo (amor), amarillo o dorado (prosperidad), verde (salud), aunque lo más importante es que prevalezca el blanco, símbolo de paz y armonía.

Otro requisito casi obligatorio es acercarse a la orilla del mar y saltar siete olas justo en la medianoche, una tradición que enlaza con las creencias de las religiones nacidas con los esclavos que llegaron a Brasil procedentes de África.

Dentro y fuera del agua, la gente disfrutar de los fuegos artificiales en Río de Janeiro (AP Photo/Leo Correa)

Dentro y fuera del agua, la gente disfrutar de los fuegos artificiales en Río de Janeiro (AP Photo/Leo Correa)

Muchos creyentes de la umbanda aprovechan el último día del año para rendir homenaje a Iemanjá, la diosa que reina sobre el mar. Así, miles de flores se lanzan al mar o se dejan sobre la arena a modo de ofrenda, pero también velas, comida e incluso botellas de champagne.

Nueva Zelanda

En el país de Oceanía, localizado en el suroeste del Océano Pacífico y formado por dos grandes islas, es tradición salir a medianoche a la calle a tocar ollas y cacerolas lo más fuerte que se pueda durante las campanadas de la iglesia.

Sidney

Fuegos artificiales sobre la Opera House y el Harbour Bridge AFP PHOTO / Saeed KHAN

Fuegos artificiales sobre la Opera House y el Harbour Bridge AFP PHOTO / Saeed KHAN

Las imágenes de la ciudad mas convocante de Australia dan vuelta alrededor del mundo cada 1 de enero por el show de fuegos artificiales que tienen lugar en la bahía y sobre la Ópera de Sidney. Una celebración que convoca más de un millón y medio de personas cada año.

Un espectáculo sobre el que hablan todos los noticieros del mundo (David Moir/AAP Image via AP)

Un espectáculo sobre el que hablan todos los noticieros del mundo (David Moir/AAP Image via AP)

Es que el cambio de años llega antes a Sidney que a casi cualquier otra ciudad internacional importante, por lo que los ojos -y cámaras- de todo el mundo están instaladas en la ciudad cuando se despliega su fabuloso espectáculo de fuegos artificiales.

Técnicos expertos desempacan fuegos artificiales durante los preparativos para las celebraciones de Año Nuevo EFE/Joel Carrett

Técnicos expertos desempacan fuegos artificiales durante los preparativos para las celebraciones de Año Nuevo EFE/Joel Carrett

La fiesta comienza mucho antes con gran variedad de actividades en la zona del puerto. Espectáculos aéreos, demostración de cañones de agua, ceremonias tradicionales del humo de los aborígenes y nativos de las islas del estrecho de Torres que usan el humo de eucalipto para “limpiar” el puerto de los espíritus negativos… entre otras propuestas.

Escocia

El Hogmanay es una de las festividades de Fin de Año más divertidas y multitudinarias de toda Europa. Música, fuegos artificiales, desfiles de antorchas y fiestas callejeras son parte de esta tradición que conlleva además varias tradiciones.

Procesión de antorchas en Edimburgo REUTERS/David Moir

Procesión de antorchas en Edimburgo REUTERS/David Moir

Limpiar la casa pulcramente para recibir el año nuevo, con especial atención a una chimenea libre de cenizas y suciedad, entrar en el nuevo año libre de deudas siempre que se pueda y luego una muy divertida. First-Foot o First-Footing: en este curioso ritual los escoceses salen corriendo inmediatamente luego de que el reloj de la primera campanada de las 12, para ser el primero que entra en la casa de un vecino.

Rusia

Vista de luces decorativas para el Año Nuevo colocadas en la Plaza Roja de Moscú. EFE/ Sergei Ilnitsky

Vista de luces decorativas para el Año Nuevo colocadas en la Plaza Roja de Moscú. EFE/ Sergei Ilnitsky

Pedir deseos es un elemento importante de la Nochevieja. Se dice que hay que asegurarse que se cumplan los deseos más profundos formulados y para ello los rusos tienen una fórmula que garantiza al 100% que se cumplan.

A la medianoche se debe escribir el deseo en un papel, quemarlo, esparcir las cenizas en una copa de champán y beberlo.

Latinoamérica

En varios países, especialmente en algunos de América Latina como Bolivia, Paraguay, Chile, Colombia, México y Perú, la tradición viajera indica qué hay que hacer cada comienzo de año para asegurarte 365 días llenos de viajes. Y eso que hay que realizar es muy simple: sólo basta salir a dar una vuelta manzana con una valija vacía en la mano.

/gap