Comparando el gran panorama mundial, Latinoamérica se está quedando en el último puesto en cuanto desempeño de sustentabilidad. Al menos así lo indica RobecoSAM en su último informe Corporate Sustainability Assessment (CSA) basado en datos entregados por el Dow Jones Sustainability Indices (DJSI).

El Centro Vincular de la Universidad Católica de Valparaíso (PCUV) se encargó de realizar el informe a nivel regional, el cual describió como las empresas que cotizan en bolsa en 5 países están creciendo en temas ambientales, sociales y de gobernanza (ESG).

Los países involucrados en el tema son México, Chile, Colombia, Perú y Brasil. Aún así, las deducciones del CSA de este año señalan que Latinoamérica sigue rezagada debido a la baja puntuación que adquirió (29 puntos), siendo la más baja de todas las regiones.

Chile y México abarcan hasta un 75 % correspondiente a las empresas latinoamericanas. Y es precisamente en estos mercados donde se nota la mayor diferencia entre líderes y rezagados. En Chile la puntuación promedio baja de 56 a 6 siendo 0 al más baja, mientras que para México la puntuación promedio baja de 41 a 14 siendo de igual forma 0 la más baja.

“Existe un balance poco justo en estos mercados, mientras hay una minoría ─que no deja de ser importante─ de empresas líderes que están integrando la sustentabilidad en sus negocios también hay una cantidad importante de empresas que no tiene la intención de avanzar respecto a estas medidas o simplemente no se encuentran familiarizados con el tema”, explica Laura Yáñez, Gerente de Marketing WCP de HunterDouglas.cl.

El informe concluye con que es pertinente que dichas empresas deben enfocarse en ser el centro de atención para los inversionistas a corto plazo si quieren que América Latina pueda estar al nivel de otras regiones con más inversión sostenible.

Colombia como líder

240 empresas establecidas en Brasil, Chile, Colombia, México y Perú fueron invitadas a participar en el CSA 2018, de las cuales apenas el 38% participó activamente para completar el cuestionario de evaluación. Colombia y Perú fueron quienes tuvieron el mayor nivel de participación activa, alcanzando un 73 % y 63 % respectivamente.

En el caso de los demás países nos encontramos con Chile con un 36%, México con un 35% y Brasil con un 33 %.

Los resultados señalaron que el desempeño general de sostenibilidad en empresas de Brasil, Chile, México y Perú tenía un promedio mucho más bajo encontrándose entre 30 y 40 puntos debajo de Colombia.  Así mismo se repite la tendencia en niveles de puntuaciones por dimensión y criterio. Ahora bien, es importante destacar que el nivel de empresas invitadas de Colombia es mucho menos que el de otros países del mercado como Chile y México.

Se puede definir por el informe que preexiste una amplia diferencia entre las compañías que participan constantemente en el CSA y las que no lo hacen terminando evaluándose sobre la información pública disponible. La proyección es que las empresas logren ser más transparentes sobre cómo administran sus negocios, considerando también los temas sociales y ambientales; más allá del financiero.

/gap