La Presidenta Michelle Bachelet reconoció que les compró a sus hijas predios de la comuna La Higuera, cercanos al proyecto de minera Dominga, y abrió una nueva polémica sobre si pagó o no los respectivos impuestos que establece la legislación.

Y es que la ley 16.271 establece el pago de entre 1% y 25% del monto donado sobre 5 UTM ($2,3 millones), y como el terreno costó $6,5 millones correspondía pagar impuesto por los $4 millones no exentos. Según abogados tributaristas, el monto a pagar es de $40 mil, pero la Mandataria no estaba obligada a realizar en tribunales el trámite de insinuación de donación, sólo exigidos para montos sobre 30 UTA. Hasta ayer, Bachelet no ha señalado si pagó o no los impuestos respectivos de la donación.

La presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, advirtió que la Presidenta no puede llegar y regalarle a sus hijas los predios porque “hay implicancias legales y debe pagar impuestos”.

Incluso, el conductor de la radio Biobío, Tomás Mosciatti, fue más allá y dijo estar sorprendido de que “la Presidenta no se dé cuenta de que no está pagando el impuesto a las donaciones”.

El periodista recordó que su hijo Sebastián Dávalos “tuvo problemas con impuestos internos, a propósito de los Lexus descapotables que estaban adscritos a sus empresas. Me parece bien que el gobierno esté en contra de la elusión y de los que evaden, además subió los impuestos. Pero por segunda vez la familia presidencial tiene problemas con los impuestos”.

En este debate entra el abogado querellante de Caval, Mario Zumelzu, quien analiza la polémica compra y la situación tributaria establecida en la ley.

– ¿Cuál es su opinión de la compra de un terreno de la Presidenta para su hija?

-A confesión de parte, relevo de prueba. En el caso Caval se trataba de un negocio inmobiliario de carácter especulativo, que consistía en que los terrenos que compró la empresa iban a tener un incremento en su valor derivado del cambio de uso de suelo, trámite que dependía de autoridades administrativas del Gobierno. Natalia Compagnon está acostumbrada a hacer esos negocios especulativos inmobiliarios, en que apuesta a un mayor valor producto de decisiones administrativas del más alto nivel. Resulta que también compró terrenos en la comuna de La Higuera, en que esperaba obtener un mayor precio producto de la aprobación del proyecto Dominga. Esa propiedad, como bien señaló la Presidenta Bachelet, no está al borde del mar, está a 15 kilómetros hacia el interior, cerca del proyecto de la mina Dominga.

– ¿Ve algún denominador común en los predios de La Higuera con Caval?

– Se esperaba tener un mayor valor porque se iba a ser necesario hacer viviendas para la gente que podría trabajar en el proyecto. Es decir, tenemos un denominador común con Caval, un proyecto inmobiliario, sujeto a un hecho futuro incierto, que es la aprobación de una autoridad administrativa. En el caso Caval, Bachelet dijo que se había enterado por la prensa, pero en éste caso de La Higuera ha quedado acreditado, documentalmente, y de acuerdo con los dichos de ella misma, que le compró un terreno a sus hijas. Entonces, Bachelet sí hizo negocios con Compagnon y sí fue parte de la especulación inmobiliaria a la que se dedicaba Compagnon, y que trajo consigo toda la investigación del caso Caval, en que han quedado a la vista numerosos ilícitos. Bachelet negoció con Compagnon y ha sido parte de sus negocios.

Zumelzu: “Tenemos un denominador común con Caval, un proyecto inmobiliario, sujeto a un hecho futuro incierto, que es la aprobación de una autoridad administrativa”

– ¿Cómo se hace legalmente una donación?

– Cuando uno hace algo para favorecer a otro y eso tiene un significado patrimonial, se denomina una donación. Requiere el trámite de la insinuación, que no se hizo acá, y queda afecta a pagos tributarios. Expertos tributaristas han señalado que si bien los montos implicados son bajos, se debió pagar un impuesto de $40 mil. Más allá del monto, el hecho es que hay que cumplir la ley. Todos somos iguales ante la ley, todos debemos cumplir con las disposiciones y la legislación tributaria. En momentos que este gobierno ha hecho gárgara con la reforma tributaria para tener más ingresos para el país, no parece oportuno ni sano que la Presidenta haya evadido impuestos, aun cuando sean de bajo monto.

– ¿Qué sanciones establece la ley en caso de no pago de impuestos?

-Multas e intereses.

¿Es comparable esta situación con los políticos procesados por delitos tributarios?

-No son similares, porque en esos casos hay boletas ideológicamente falsas emitidas a terceros.

– ¿El SII debe accionar en este caso?

-El SII debe girarle el cobro del impuesto respectivo más los intereses y multas.

/psg