Nada ha sido fácil para Ricardo Lagos en esta campaña presidencial, todo ha sido cuesta arriba. Nada ha sucedido como se pensó ese 2 de septiembre del año pasado, cuando públicamente confirmó su candidatura presidencial: un bajo apoyo en las encuestas, en que no logra romper el techo del 5%; el PS no se alineó con su campaña y se dividió ante la aparición de Alejandro Guillier como alternativa del “mundo progresista”; además de las dudas en torno a la capacidad de su partido, el PPD, para cumplir con el requisito del refichaje. Ahora, se suma un clima político que no deja de ser adverso, ya que se instaló en la Nueva Mayoría la sensación ambiente de que el ex Mandatario no llegaría a las primarias del 2 de julio.

No son pocos los que en el oficialismo creen que Lagos Escobar se va a bajar, que no llegará a las primarias, el rumor –afirman dirigentes y parlamentarios– está a la orden del día tras bambalinas en la coalición, más de uno lo ha escuchado y, si no, lo considera una idea viable: “Se ha instalado la idea de que se baja”, reconoció un diputado PS. Desde el círculo estrecho de colaboradores de la campaña del ex Presidente reconocieron que “lo más difícil para Lagos es que su principal adversario ha sido el clima contra él, esa sensación instalada de que no prende ni suma”. Y si bien recalcan tajantes que la opción de dar un paso al costado “no está en la orden del día” en estos momentos, hoy no la descartan, algo que marca una diferencia no menor con las certezas monolíticas que su equipo daba, hasta enero, de llegar a la primaria a todo evento.

“La posibilidad de que se baje es un análisis que se tiene que dar, nunca antes obviamente del 14 de abril, ese es el momento de analizar las condiciones, hará una evaluación posplazo del refichaje”, explicó uno de sus colaboradores principales, mientras que otro integrante de su equipo de campaña añadió que el ex Presidente se caracteriza por ser “racional” y que, por lo mismo, tras ese plazo “hará una ponderación de los hechos y tomará una decisión”.

Durante meses el PPD ha sido el ejemplo público y mediático de los problemas que en su mayoría han tenido casi todos los partidos políticos tradicionales para llegar al umbral mínimo de 18 mil 500 militantes refichados y mantener así su condición legal de fuerza política, recibir los aportes estatales respectivos y poder presentar candidatos presidenciales y parlamentarios. La tienda que lidera Gonzalo Navarrete entregó 4 mil firmas más a principios de esta semana, sumando ante el Servel un total de 16 mil fichas, según información oficial de la colectividad, donde no dudan de que alcanzarán el piso mínimo exigido, habilitando así a Lagos para seguir en carrera hasta las primarias.

El equipo del ex Mandatario destacó que este está abocado a incentivar el refichaje del PPD, que por algo él y su esposa, Luisa Durán, hicieron el acto público de ratificar su militancia, que todas sus giras han estado enfocadas en los lugares donde el proceso va más débil para potenciarlo. “Las fechas clave para evaluar el escenario, la viabilidad de la candidatura, son después del 14 de abril, por las razones obvias del refichaje, y el 2 de mayo, cuando se vence el plazo para inscribirse a las primarias”, acotaron en el comando laguista.

Pero el tema del refichaje es una valla a sortear, aunque no la única y es ahí donde se conjuga una serie de factores políticos de toda índole que le juegan en contra al ex gobernante, porque en la Nueva Mayoría no son pocos los que temen que termine tercero en una primaria donde compita Guillier y ahora la nueva abanderada de la DC, Carolina Goic.

En el comando de Lagos afirman que, respecto de las primarias, no se trata de encuestas sino de fuerza política, pero en estos momentos, solo a la luz del refichaje, la falange lleva la delantera, lo que augura una capacidad para movilizar más gente a las urnas el 2 de julio.

La jugada DC

Es cierto que la candidatura de la timonel de la falange era un elemento que estaba contemplado ya desde enero y no solo desde el momento de su proclamación en la Junta Nacional del 11 de marzo. Pero es igualmente cierto que, desde que se comenzó a perfilar su opción, al interior de la flecha roja se generó un efecto de repliegue de todos los laguistas DC que ya habían adscrito a la alternativa del ex Jefe de Estado.

En el comando laguista recordaron, de hecho, que para la proclamación del PPD en enero costó mucho encontrar figuras de la DC dispuestas a aparecer en el video que se mostró en esa jornada en el Teatro Normandie, que el senador Pedro Araya y el ex ministro Álvaro Rojas fueron los únicos dispuestos a sumarse, que todos los demás se desembarcaron, se negaron, porque ya estaba en marcha internamente en la falange la opción de Goic. La base militante DC era relevante para dar un impulso a la campaña de Lagos y eso se diluyó.

En el seno de la falange explicaron que Goic le hace bien al partido, moviliza y entusiasma tanto a los parlamentarios como a las bases y, si bien le reconocen a Lagos méritos de sobra, para muchos en el partido de la flecha roja ya no es la persona ad hoc para estos tiempos políticos. “Su base de apoyo es muy débil, su equipo está desanimado, no hay nada que despierte a la ciudadanía a su favor, no tiene cómo subir ni mejorar”, sentenció un ex dirigente DC, mientras que una autoridad del partido añadió que “para nosotros es súper claro que Lagos se va a bajar, no va a llegar a la primaria”.

Entre los democratacristianos reconocidos como laguistas confesaron que, efectivamente, “está en marcha la operación para que Lagos se baje a favor de Goic”, porque, aunque saben que una parte del PS se inclina abiertamente por Guillier, apuestan a que la otra parte del socialismo que respalda a Lagos se vaya a favor de la abanderada DC, pues saben que es “mirada bien” como alternativa si no está el ex Mandatario en la papeleta.

Entre los que no consideran descabellada esta posibilidad, sino como algo bastante factible antes del 2 de julio, el estilo Lagos es algo que podría jugar a favor de la operación DC. Explicaron que, si el ex Mandatario se ve enfrentado a la disyuntiva de dar un paso al costado, saben que “lo hará en sus términos, marcando la pauta y el camino” y que eso apunta a la abanderada de la falange.

En el entorno de colaboradores de la timonel DC aseguraron que la candidata no ha hecho gestiones de ninguna índole en tal sentido, y en el resto del partido precisaron que los principales impulsores de dicha idea están, justamente, en el mundo que hasta enero iba a trabajar por Lagos para las primarias. Una alianza estratégica que apuntaría a consagrar, de paso, un acuerdo para una lista parlamentaria conjunta entre ambos partidos con miras a noviembre.

Goic tiene menos conocimiento a nivel nacional que Lagos, pero en la DC lo ven como una chance para crecer y apuestan a que rápidamente alcance y supere al ex Presidente, porque a su favor le juega ser un liderazgo nuevo y joven, con un discurso de centroizquierda que apunta al mismo mundo que apoya al ex gobernante.

En el comando de Lagos dijeron que efectivamente su candidato oscila entre los 3 y los 5 puntos de apoyo en la encuestas, pero también insisten en que hay un “microclima político” proclive a Goic en estos días. Sin embargo, reconocieron abiertamente un punto: que si el ex Mandatario se retira antes de las primarias, lo hará en sus términos, aunque eso implique el desbande del PPD.

“No descarto que Lagos se baje para apoyar a Goic, pero en ese momento los actores que lo respaldan quedarán en libertad de acción y el grueso del PPD, en esa disyuntiva, se iría con Guillier”, sentenció uno de los principales colaboradores del equipo del ex Presidente.

Un punto que es compartido en el PPD, donde sus dirigentes admiten que ven bastante difícil que los militantes del partido adhieran a una candidata como Goic, que lleva el peso de la mochila de los sectores más conservadores de la falange, con quienes hay evidentes diferencias.

En el comando laguista lamentaron la dispersión de votos que hay hoy en la centroizquierda, en la Nueva Mayoría, porque eso alimenta las opciones de Sebastián Piñera de regresar a La Moneda. “Lagos, Goic e Insulza, se topan en el discurso, ninguna candidatura pasa los tres puntos, es una lamentable dispersión de los votos, con los que se podría construir una plataforma más competitiva”, agregó un colaborador de Ricardo Lagos.

La última carta  

Pero pese a que todo el camino para Lagos ha sido cuesta arriba, transversalmente en la Nueva Mayoría reconocen también que en estos momentos tiene la chance de jugarse una última carta: aprovechar que Guillier se ha debilitado, que se ha estancado en las encuestas y que las últimas semanas ha cometido varios errores políticos.

El principal de ellos fue lanzarse en picada contra la Presidenta Michelle Bachelet la semana pasada, porque, por más críticas que reciba la Mandataria, tiene un 23% de apoyo, más que todos los candidatos de la Nueva Mayoría y la falta de lealtad política es algo que siempre se paga en las encuestas. Una ruta que equivocó en tomar el abanderado del PR, porque –según comentaron parlamentarios y autoridades de Gobierno– los diputados PS que apoyan al senador por Antofagasta estaban con la cara descompuesta en el Congreso el día en que se conocieron los dichos del candidato, donde expresó que el error de Bachelet fue mirar el país desde arriba.

“Lagos tiene una oportunidad de capitalizar el error de Guillier al irse contra la Presidenta Bachelet de esa manera. Si marca diferencias en ese punto, se maneja bien, puede sumar apoyos; si no lo hace o no lo logra, va a seguir estancado”, sentenció un diputado PS, mientras que en el comando laguista admitieron que ese error del senador “le da un espacio para desplegarse, sumar respaldos, hasta que se zanje el refichaje”.

Una estrategia que apunta directamente al mundo socialista, donde más pesó el error de Guillier. Es sabido que Lagos estuvo y aún está dolido, decepcionado y molesto con el PS, que considera que lo ha tratado mal, que siempre lo tuvo como parte de su capital político y que, no solo no se cuadraron como antes tras su candidatura, sino que además cuestionaron públicamente su condición de militante –por resolución congresal– para favorecer la instalación de Guillier en la definición que tiene pendiente el partido en esta materia.

El ingreso del senador Carlos Montes al equipo territorial y del secretario general del PS, Pablo Velozo, apuntó precisamente a subsanar en parte esa fisura de Lagos con el socialismo y se espera que permita mejorar el despliegue de la campaña en estas semanas.

/psg