El nuevo mandatario dirigirá la octava economía del mundo, la cual se encuentra en el puesto número 96 en el ránking de percepción de corrupción y registra un 25,4% de pobreza.

/psg