El último informe financiero de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras de Chile (ABIF) reveló que el país se encuentra bajo el promedio en el índice de fraudes en transacciones bancarias en relación a otras naciones de Latinoamérica. 

En términos numéricos, el tasa de fraude en Chile fue de 3,4 puntos base (pb), lo que se traduce en que por cada $100.000 en transacciones solo $34 equivalen a transacciones fraudulentas, publica La Tercera.

El promedio de la región fue de 13,5 pb, mientras que a nivel internacional se registró un promedio de  y 11,3 pb. Con esos puntos comparativos, Chile muestra una tendencia a la baja disminuyendo en 1,2 pb la tasa de fraude respecto al cuarto trimestre de 2016, cuando se registró 4,6 pb.

La implementación masiva del chip EMV en tarjetas y lectores, la instalación de perturbadores magnéticos en cajeros automáticos y el desarrollo de algoritmos de detección y alerta temprana de fraudes, han sido las medidas que adoptaron los bancos para la prevención de fraudes.

Siendo el medio de pago digital más usado en el país, el número de transacciones hechas con tarjetas bancarias se ha duplicado en promedio cada tres años y el monto transado cada cuatro años. De ese modo se ha desplazado de manera exponencial el pago con dinero en efectivo.

/gap