A pesar la campaña que llamaba a no utilizar cotillón durante las celebraciones por el Año Nuevo, en el primero día del 2019 se registraron cerca de 35 toneladas de basura. La mayoría se concentró en la Alameda, donde cerca de 400 mil personas asistieron a presenciar el espectáculo pirotécnico.

Al respecto, el director de Aseo de la Municipalidad de Santiago, recalcó que el plan de contingencia se implementó rápidamente durante la madrugada, lo que dejó la Alameda despejada cerca de las 09.00 horas.

“Este plan involucra cuadrillas importantes de trabajadores, aproximadamente 120 entre barredores, supervisores, conductores de camión, cargadores. Además de infraestructura 8 camiones recolectores, camiones aljibes y máquinas barredoras, que resulta exitoso porque la Alameda ya está completamente despejada”, señaló Valenzuela.

En relación a los años anteriores, no hubo grandes variaciones en la cantidad de desperdicios.. Según el director de Aseo “fue muy similar ya que todos los años bordea entre los 32 y 36 toneladas de residuos exclusivamente en la Alameda y cuando se termina de recoger el resto en otros puntos de la comuna llegamos a las 40 toneladas por efecto de Año Nuevo”, aseguró.

/gap