El dólar extiende su racha alcista  y alcanzó su mayor valor en casi tres años en las primeras operaciones de este jueves. La depreciación del peso chileno se da en un clima de mayor tensión entre los inversionistas por el débil desempeño económico de China.

En la apertura del mercado interbancario, el dólar se cotizó en los $700,5, lo que implica un alza de $2,9 frente al cierre anterior, además de apuntar su nivel más alto desde el 19 de febrero de 2016.

El comportamiento del tipo de cambio local responde al incremento de los temores sobre una desaceleración de la economía china, el mayor consumidor de metales del mundo.

Este sentimiento de incertidumbre se intensificó tras la advertencia de beneficios que realizó Apple al cierre de las operaciones de ayer.

“Aunque anticipábamos algunos retos en mercados emergentes clave, no fuimos capaces de ver la magnitud de la desaceleración económica, particularmente en China. La mayoría de nuestra rebaja en cuanto a ingresos previstos ha ocurrido en China con respecto al iPhone, Mac e iPad”, apuntó  el consejero delegado de Apple, Tim Cook.

La noticia golpeó a los precios del cobre -de gran referencia para el peso chileno- ante las dudas sobre la demanda del gigante asiático. Los contratos de metal rojo caen 0,86% y se ubican en los US$ 2,60 la libra en la Bolsa de Metales de Londres.

“La desaceleración económica de China preocupa cada día más a los inversionistas, viéndose reflejado este sentimiento en la última entrega corporativa de Apple que estuvo bajo lo esperado por el mercado ya que fue de US484 mil millones, mientras los pronósticos eran de US$89 mil millones”, explica el analista de Alpari Research, César Valencia.

/psg