El presidente Sebastián Piñera promulgó esta mañana la Ley Pago a 30 días, la cual beneficiará a las pequeñas y medianas empresas.

En detalle, explicó el mandatario, la normativa estipula el pago a 30 días de bienes y servicios prestados a las grandes empresas o el Estado.

“Si alguien no paga dentro de ese plazo, empezará a regir una tasa de interés convencional, pero además una sanción por mora”, advirtió.

En ese sentido, llamó a que “paguen a tiempo, terminen con esta mala práctica de quedarse con el capital de trabajo”.

Junto con ello, Piñera dijo que la ley incluye una guía de despacho obligatoria, para que no exista discusión de cuándo se entregó y empiezan a regir los 30 días.

En este contexto, el mandatario valoró esta ley detallando cómo funcionaba el sistema antes de esta nueva normativa.

“Muchas veces las grandes empresas no pagan a tiempo, se demoran mucho. Lo más grave, es que nunca está claro cuándo lo harán, lo que genera pérdida de liquidez”, sostuvo.

Por esta situación, aseguró que los emprendedores “pierden tiempo en andar cobrando sus facturas en vez de estar produciendo”.

El Presidente añadió que esta nueva ley “viene a hacer justicia con nuestras Pymes, evitando que las grandes se queden con el capital de trabajo. (Las Pymes) son el motor de Chile”.

En la instancia, el jefe de Estado detalló que beneficiará a más de un millón de Pymes y más de cuatro millones de personas que viven en torno a ellas.

Eso sí, anunció que algunas entidades públicas, como municipios y de salud, tendrán un plazo especial.

“Las Pymes no son de izquierda ni de derecha; no son de gobierno ni oposición; son el motor del país”, sentenció.

Para los primeros 24 meses desde su entrada en vigencia el plazo será de 60 días, luego, desde el mes 25, será de 30 días corridos.

/psg