Se dio a conocer esta semana por Adimark, el Indicador de Aprobación de Gobierno correspondiente a diciembre de 2018, el que arrojó que el Presidente Sebastián Piñera terminó su primer año de gobierno con un 38% de aprobación y un 52% de desaprobación.

Respecto al mes de noviembre, el Mandatario descendió seis puntos porcentuales, mientras que la desaprobación aumentó tres puntos. Esto durante un mes que fue marcado por la crisis en Carabineros y además, la polémica por el retiro del Pacto Migratorio de la ONU.

Al analizar por segmentos, la aprobación del Gobierno se debilita de manera importante en las mujeres, donde registra una caída de 12 puntos porcentuales (pasando de 44% a 32%). En regiones ocurre un fenómeno similar, con una baja de 10 pùntos porcentuales (de 47% a 37%).

/gap