El canciller brasileño, Ernesto Araújo, afirmó que la decisión del Grupo de Lima que insta al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a no asumir un nuevo mandato, supone una “oportunidad” de que abandone el poder con “un mínimo de dignidad“.

En una entrevista difundida este sábado por el canal Globo, Araújo expresó su deseo de que Maduro “tome conciencia de esa oportunidad” y entregue el poder a la Asamblea Nacional el próximo 10 de enero, en vez de asumir un nuevo mandato.

El ministro de Exteriores del Gobierno de Jair Bolsonaro apuntó que, si Maduro atiende la petición del Grupo de Lima, formado por 14 países americanos, podría “interrumpir el sufrimiento del pueblo venezolano, que está siendo oprimido por una dictadura” que está “destruyendo” al país.

El Grupo de Lima (EFE)

El Grupo de Lima (EFE)

El Grupo de Lima, formado por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, aprobó este viernes, con la única excepción de la delegación mexicana, una declaración en la que anunció que esos países no reconocerán un nuevo Gobierno de Maduro.

Además, instaron a Maduro a no asumir el próximo 10 de enero un nuevo mandato, pues consideraron que las elecciones del pasado 20 de mayo carecen de “legitimidad“, pues no se garantizó la participación de todos los actores políticos ni la presencia de observadores internacionales independientes.

El canciller Araújo, que asumió su cargo este 1 de enero, cuando fue investido del poder Bolsonaro, debutó en la escena internacional en la reunión del Grupo de Lima y en un mensaje difundido en sus redes sociales reveló que la propuesta de instar a Maduro a no asumir un nuevo mandato fue presentada por Brasil.

/gap