Una serie de sólidos datos de empleo en Estados Unidos, una acción decisiva del banco central chino y mensajes moderados del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, impulsaban a las acciones mundiales el lunes tras tocar mínimos recientes.

La reanudación de las conversaciones entre Estados Unidos y China sobre aranceles también ayudó a reactivar cierto optimismo en un mercado golpeado en las últimas semanas por tensiones comerciales y un debilitamiento del panorama para el crecimiento global.

Las acciones europeas mantenían las fuertes alzas del viernes tras una apertura positiva de las bolsas asiáticas, lo que llevó al índice de acciones mundiales MSCI, que sigue a los títulos de 47 países, a sus niveles más altos en dos semanas y media.

Ahora cotiza un 6% por sobre su mínimo de diciembre.

El viernes, el dato de nóminas no agrícolas de Estados Unidos mostró que la economía más grande del mundo sumó 312.000 nuevos puestos de trabajo en diciembre, mientras que los salarios aumentaron a un ritmo de 3,2%, ambos por sobre las expectativas.

Eso, junto a un recorte de 100 puntos básicos en el encaje bancario chino y a comentarios del presidente de la Fed, Jerome Powell, de que el banco central estadounidense será flexible en su actuar en 2019, han sido los principales motores para la recuperación.

Tras un avance de más de 2% en Shanghái y Hong Kong el viernes antes del dato de empleo de Estados Unidos y los comentarios de Powell, ambos mercados sumaron casi un 1% el lunes. El promedio de acciones japonesas Nikkei, en tanto, revirtió la caída del viernes y cerró con un avance de 2,4%.

Las acciones europeas operaban más o menos estables, aunque los títulos mineros subieron un 1,1% después de que la reducción del encaje bancario en China impulsó a los precios de los metales, especialmente del acero y del mineral de hierro.

El dólar se depreciaba en forma generalizada, con el euro subiendo a US$ 1,1442 y el índice dólar perdiendo un 0,3%, a 95,90.

El billete verde no pudo mantener un avance inicial frente al yen y cayó nuevamente a 108,21 yenes.

/psg