Llegó ayer lunes de una semana de vacaciones que se tomó en el extranjero, justo cuando el clima político vuelve a recruceder con críticas al ministro Andrés Chadwick y el rol del gobierno en el caso Catrillanca. Un día después de que se conociera que el ex general de Carabineros Mauro Victtoriano declaró ante la Fiscalía que él le había dicho desde el primer día al jefe de Interior que el asesinado comunero mapuche no iba armado, y que nunca hubo enfrentamiento, el subsecretario del ramo, Rodrigo Ubilla, acusa al retirado oficial de “una manipulación interesada, que busca tergiversar lo ocurrido” y de un intento de involucrar al Número Dos de La Moneda.

Ubilla fue el escogido por Interior para asestar el contragolpe de La Moneda a la oposición, quien desde ayer en la tarde se alineó pidiendo la renuncia de Chadwick, y reabrió a la discusión sobre una acusación constitucional en su contra. Ello, a raíz de la declaración de Victtoriano y la posterior reacción del propio ministro, quien junto con señalar que nunca tuvo un documento que sostuviera que Catrillanca tuviese armas, “había una muy mala comunicación e interferencia, por lo tanto el general me pudo haber dicho lo que señala, pero no fue recibido adecuadamente”.

Esta mañana, Ubilla salió a dar nuevamente su versión de los hechos. “No es casualidad que hayan aparecido en estos días versiones interesadas, que manipulan la verdad, que intentan desinformar y tergiversar los hechos. Aquí hay un intento de alterar la verdad con una intencionalidad política, que es involucrar al Gobierno o al Ministerio del Interior“.

Acto seguido, Ubilla relata detalladamente:
-El 14 de noviembre, a las 18:06, tal cual declaré ante el Fiscal, recibí a través whastapp en mi celular el informe Nº32, informado por el Dioscar de Carabineros, el general Franzani, que señalaba lo siguiente: “Tres individuos a rostro cubierto premunidos con armas de fuego largas, procedieron a interceptar a 3 conductores de vehículos particulares (profesores Colegio Rural Santa Rosa), obligándolos a descender, sustrayendo los móviles, huyendo. Desplegados los medios son divisados por el helicóptero institucional entregando información al personal, logrando el Gope ubicarlos, generándose un enfrentamiento con los antisociales, resultando uno de estos lesionado, siendo traslado al hospital local de Collipulli, por el momento se han recuperado dos vehículos. No hay Carabineros lesionados. Información Preliminar, procedimiento en desarrollo”.

Agrega Ubilla  que luego vino el informe policial “denominado ‘Resumen Ejecutivo’, cuya confección fue concluida a las 2:30 de la mañana, y que fue recibido por el ministro del Interior a primera hora de la mañana del jueves. Este informe fue autorizado por el coronel (r) Jorge Contreras Figueroa, y, según señala Contreras en su declaración ante el Ministerio Público fue ‘visado por el general Victtoriano‘. En él se señala que los efectivos del Gope que participaron el procedimiento donde resultó muerto Camilo Catrillanca ‘se encontraron con distintos cortes de camino, consistentes en árboles, obstaculizando el normal funcionamiento de los móviles, como asimismo individuos parapetados en la vegetación existente en el lugar, premunidos con armas de fuego, cortas y largas, efectuando disparos de diversos calibres hacia el personal policial, indicando el piloto al mando del H-02 desde el aire, que dos de los conductores de los vehículos sustraídos abordaron un tractor de color azul, el que se desplazó hacia donde estaba el personal policial‘.

El documento -recalca el subsecretario- agrega que los efectivos del Gope recibieron ‘disparos de distintos sectores, por lo cual repelieron el ataque, utilizando para ello el armamento fiscal del cargo, en esas circunstancias, cruzó la ruta el tractor identificado por los pilotos, en el que se desplazaban dos personas, conductor y acompañante, atravesándose en la línea de fuego, a consecuencia de ello resultó lesionado por un impacto balístico, el conductor del tractor‘.

Ante la alusión del oficial retirado a Chadwick, dice, Ubilla, “hay una serie de hechos que nos llevan a pensar, ¿por qué el general Victtoriano afirma que le habría informado al ministro del Interior que no había armas en posesión de la víctima? ¿Por qué no dejó constatado eso en el informe policial y en el parte? Entiendo que podría habérsele pasado, si eran las 2.30 de la madrugada, pero podría haber corregido eso al día siguiente, haber hecho un informe o un parte policial complementario”, retruca Ubilla.

“Esta desinformación pretende desgastar al gobierno”

El subsecretario hace ver que, ahora, “el general en retiro Mauro Victtoriano, en su condición de investigado, declara al Fiscal que alrededor de las 18:30 horas del día miércoles ‘informé al señor ministro la situación, él me preguntó si a los carabineros les habían disparado y si los ocupantes del tractor llevaban armas, y le informé que no, pero por lo que me había dicho Alarcón, le señalé que habían disparos’. Estas declaraciones generan una legítima preocupación de los parlamentarios respecto a la información disponible por parte del Ministerio del Interior”.

E insiste en que “esa información que él dice haberle dado al ministro habría generado inmediatamente una línea investigativa distinta a la que se inicia, dado que Carabineros habla en todos sus informes oficiales de disparos cruzados y de un enfrentamiento. El tuvo, como máxima autoridad, la obligación de entregar datos claves y sensibles para la investigación, y ahora intenta trasladar la responsabilidad a terceros”.

Y acusa: “Aquí estamos frente a una manipulación interesada, que buscar tergiversar lo ocurrido. El Ministerio del Interior siempre ha estado en el lado de la verdad, hasta sus últimas consecuencias”.

¿La razón? Según él, porque “las decisiones difíciles tomadas por el Gobierno desde marzo hasta la fecha, con el cambio del alto mando, con el rol activo del Ministerio para denunciar el caso Catrillanca ante la Fiscalía tienen costos, pero vamos a seguir adelante en nuestro plan de modernizar Carabineros y romper con los enclaves que tanto daño le han hecho a la institución”. E insiste en que “ninguna tergiversación, desinformación o manipulación, con marcada intencionalidad política, nos va sacar de nuestro camino. Esta campaña de desinformación pretende desgastar al gobierno. Nos atacan porque queremos avanzar y cambiar. Nada va impedir la determinación en la reforma de Carabineros. El cambio no se detiene, es necesario y urgente”.

“En su intento por exculparse, está comprometiendo a terceros”

-Usted dice que el general pudo haber dejado constancia por escrito de lo que dice que le dijo al ministro. Pero con esa misma lógica, si el ministro dice que la comunicación era defectuosa, ¿por qué no llamó él al general Victtoriano después, o apenas mejorara la señal? ¿Por qué no intentó retomar el contacto vía WhatsApp o de otra forma? ¿O que se lo mandara por escrito? Es la duda de sentido común que muchos tienen.
-Voy a contestar esa pregunta. Pero constato que usted, con esa pregunta, está enganchando con el argumento débil y falaz del general Victtoriano. El general, en su intento -imagino yo- de exculparse, está comprometiendo a terceros.

-Al ministro Chadwick.
-A terceros. Él nombra al ministro, no yo. En su declaración, también -tengo entendido- dice que la comunicación era imperfecta. Entonces, es un hecho que la comunicación era defectuosa. Entonces, el ministro no puede afirmar qué se le dijo o no se le dijo. Es un hecho que lo pone a él en una cirscunstancia descontextualizada. Ese tema es puesto por el general Victtoriano. Si él consideraba que es una verdad necesaria de conocer, mi pregunta es ¿por qué no lo hizo ver en el informe policial?

-Entiendo. Pero, por lo mismo y por la importancia que tiene este episodio ahora, el ministro, si no lo escuchó, al menos podría haber salido de la duda de qué le querían decir, ¿o no?
-A ver, no es que no escuchara la conversación. La conversación la tuvo, no escuchó esa parte del contenido. La respuesta del ministro es frente a esa pregunta del fiscal: que eso no lo escuchó. Es la respuesta correcta, porque si él dice “no, no me lo dijo”, y se lo dijo, está mintiendo. Y tanto él como Victtoriano, en declaraciones distintas, dicen que la comunicación era defectuosa.

“¿Por qué intentar involucrar a terceros? Porque hay un interés de algunos enclaves de Carabineros, que ya están fuera de la institución”, dice Ubilla.

-Usted y el gobierno, ¿creen que todo esto se debe a que la facción del ex general director Bruno Villalobos, con cuya caída debutó esta administración, está complotando contra ustedes? ¿Es eso?
-No me corresponde establecer si existe complot o no. Los hechos muestran que hay una campaña de desinformación con la intención política de tratar de que el gobierno se inhiba en este desafío y compromiso de modernizar a Carabineros.

-Así las cosas, el gobierno se va a querellar o perseguir judicialmente al general Victtoriano y a otros. ¿O no?
-No, no. Esto pasó a una fase política, y tiene que ver con compartirle responsablemente a los parlamentarios, sobre todo de la oposición, información relevante para entender el contexto del general en retiro Victtoriano.

-Como quiera que sea, esto encendió a la oposición. Han pedido casi en bloque que el ministro renuncie.
-No todo vale para desgastar al gobierno. Parte de la oposición está pisando el palito y está cayendo en el juego de quienes tergiversan y manipulan, pero estamos seguros de que la información objetiva y veraz que estamos entregando pondrá el énfasis en la omisión del general (r) Victtoriano de haber consignado en los informes oficiales y por escrito lo que él señala haber informado verbalmente. Ahora, es legítimo que los parlamentarios de oposición marquen posiciones.

“Por mucho que intenten manipular, alterar la verdad, filtrar maliciosamente, nada nos va a apartar de nuestro compromiso con la verdad: nunca dijimos que Catrillanca portara armas, nunca dijimos que hubiera participado en un enfrentamiento”, insiste

-Por último, una duda que circula hace rato. Usted, en la entrevista que publicó La Tercera el 17 de noviembre, dijo que no había visto videos del operativo policial ante la pregunta de si “pudo ver las grabaciones del procedimiento”. Pero eso contradice su declaración al fiscal -que se conoció después-, donde dice: “Recibí no sólo imágenes del helicóptero y de un dron, sino que también del procedimiento en sí mismo, concretamente de los primeros auxilios prestados a Camilo Catrillanca”. ¿Por qué?
-No hay una contradicción. Lo que informé en mi declaración al fiscal es el video asociado al helicóptero y las imágenes posteriores al hecho. Ahí hablé de “primeros auxilios” porque lo que entonces vi fueron carabineros prestándole primeros auxilios a Camilo Catrillanca. Lo que yo no observo es lo que a todo Chile y al fiscal le interesaba saber: qué pasó en el momento en que, de acuerdo al parte número 32 que le relaté, hablan de (vuelve a citar el documento) “generándose un enfrentamiento con los antisociales, resultando uno de estos lesionado”.

/psg